La montaña leonesa, los valles que seccionan todo el tercio norte de oeste a este, cosidos a través de diversas comarcas que se identifican ahora con la figura de reserva de la Biosfera es candidata preferente a formar parte del plan experimental de aplicación de la Ley de Desarrollo Rural. La aplicación de esta norma corresponde al Gobierno central y a ala administración autonómica, que debe desarrollarla dentro del territorio de su competencia.

Organismos dependientes del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, que auspició el proceso legislativo de este ordenamiento de carácter transversal en el que han participado varios ministerios a lo largo de la última legislatura, y otros de la administración autonómica, elaboran ya un estudio para que las zonas de la montaña leonesa integradas bajo alguna de las reservas de la Biosfera que se han establecido en el norte de este territorio sea considerada zona preferente para la implantación de programas relacionados con el objetivo en el que se funda la ley: en esencia, crear la estructura necesaria para devolver al territorio rural la actividad económica y social que ha perdido de forma incesante en los últimos años. León tiene experiencias acentuadas de ese fenómeno de despoblación.

La administración autonómica dispone aún de plazo para presentarle al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural las propuestas de las zonas en las que considera oportuno aplicar normas de discriminación positiva capaces de devolver la vida que han cedido durante décadas los pueblos. Empresa complicada.

100 millones de euros

Desde el Partido Socialista se urge a que se ultimen los planes pilotos de territorio y población aptos para la aplicación de la ley de forma pionera, con programas que desde el Gobierno del Estado se van a dotar con un presupuesto de cien millones de euros.

Desde este mismo partido a nivel autonómico se defiende que la aplicación de la Ley de Desarrollo Rural se siga de acuerdo con los criterios de preferencias que ha marcado la administración central, como ratificó el secretario de Estado de Desarrollo Rural, Josep Puxeu: «Las propuestas van encaminadas a aquellas zonas que sean reservas de la biosfera», confirmó. Puxeu recuerda que Gobierno y Junta trabajan de forma estrecha para sacar adelante el proyecto y la aplicación práctica de la ley, pero que es la Junta quien define dónde se actúa, cómo se actúa, y la delimitación del territorio en el que es más urgente actuar.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de