Flores ha recordado que las Cortes Valencianas aprobaron en 2006 una resolución contra el emplazamiento de esta instalación en la comunidad en la que se declaraba su “firme oposición de las Cortes a albergar en territorio valenciano los residuos nucleares de alta actividad provenientes de las centrales nucleares del resto del Estado español”. La resolución fue aprobada con los votos a favor del partido popular y la abstención del PSPV.

Igualmente, el Consejero ha remitido al secretario de Estado de Energía, Pedro Marín,  un informe de Medio Ambiente, en el que se valora que el emplazamiento propuesto en Zarra no es apropiado para una instalación de estas características tanto por el comportamiento geotécnico del terreno como por otras razones relacionadas con las infraestructuras de comunicación.

Además  ha indicado que insistió sobre estos extremos a Marín en la conversación que mantuvieron el pasado 23 de junio, aunque ha subrayado que la competencia sobre la ubicación del ATC es del Gobierno central. En este sentido, ha manifestado su interés por conocer “la opinión del delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana y del PSPV sobre el emplazamiento del almacén nuclear en Zarra”.

Por eso, ha hecho hincapié en que la contribución del la Comunidad Valenciana a la actividad energética nuclear de España “podría estar ya cubierto por albergar ya la central de Cofrentes”, si bien ha apuntado que la energía nuclear es “una de las fuentes básicas de generación del combinado energético español”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de