Un total de 210 proyectos fueron seleccionados de entre las más de 600 propuestas provenientes de todos los países miembros que se presentaron a la primera convocatoria del programa LIFE+. En conjunto representan una inversión total de 515 millones de euros, de los que 250 millones de euros serán fondos de la UE.

España es, después de Italia, el país con más proyectos seleccionados. Estos proyectos cubren acciones en los campos de la conservación de la naturaleza, gobernanza y política medioambiental, y comunicación e información medioambientales. Los proyectos presentados en Madrid, 36 españoles y 9 portugueses, cuentan con un presupuesto de casi 104 millones de euros para España y 8.5 millones para Portugal, de los que 46 millones de euros y casi 4 millones corresponderán a financiación europea respectivamente. 

400 proyectos financiados desde 1992

Desde su creación en 1992, el programa LIFE ha financiado más de 400 proyectos en España y 130 en Portugal. En el área de protección de la naturaleza, el programa siempre ha apostado por salvaguardar los hábitats y especies presentes en la península ibérica, y entre otras las especies más emblemáticas, algunas de las cuales están en peligro de extinción. Es así importante reconocer la importancia que el programa LIFE ha tenido en la recuperación del águila imperial ibérica, el buitre leonado, la gaviota de adouin, el oso pardo o el lince ibérico, y en el establecimiento y consolidación de la red Natura2000.

En la actualidad el programa está cofinanciado, entre otras, la reintroducción del lince ibérico en Guarrizas y Guadalmellato, contribuyendo a la creación de corredores para el oso pardo y al inventariado y designación como parte de la red Natura2000 de 10 áreas marinas.

Este año, el programa sigue apostando por la recuperación de espacios naturales y especies bandera de la península. Portugal recibirá financiación para mejorar los hábitats marinos en la costa portuguesa ola recuperación de los hábitats de la isla de Madeira, y España para garantizar la supervivencia de las praderas de Posidionia en el Mediterráneo. La lucha contra el veneno sigue cobrando protagonismo en esta convocatoria, así como la lucha contra especies invasoras o la recuperación del urogallo en la cordillera Cantábrica.
 
En materia de gobernanza y política medioambiental, los proyectos LIFE siempre han apostado por la innovación. España ha sido uno de los países de la UE que más ha invertido en este tipo de proyectos especialmente en las áreas de gestión de residuos, gestión del agua y lucha contra el cambio climático. En todas las convocatorias, proyectos españoles son siempre seleccionados entre los mejores de toda la Unión Europea. Estos proyectos cubren un amplio abanico de temas pero todos ellos contribuyen a una mejor gestión de los recursos naturales y a una gestión más sostenible del territorio. Alguno de estos proyectos ha ayudado a reciclar flujos de residuos que hasta la fecha no era posible, a compatibilizar la agricultura con un respeto al medio ambiente o a favorecer la existencia de ciudades más sostenibles.

Este año, destacan diversos proyectos en el ámbito del aprovechamiento de residuos y subproductos agrícolas para la producción de biocombustibles y generación de energía renovable, como CITROFUEL, para la producción de bioetanol con pulpa de cítricos, VALUVOIL mediante el reciclado de aceites o BIOENERGY & FIRE PREVENTION, basado en el aprovechamiento de biomasa forestal obtenida de la limpieza de los montes para la prevención de incendios forestales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de