La tormenta tropical Bertha sacudió ayer la costa oriental de las Bermudas con fuertes vientos e intensas lluvias, mientras los meteorólogos previeron que vuelva a convertirse en huracán porque ha ganado fuerza lentamente en el mar de la colonia británica.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, dijo que las autoridades de las Bermudas emitieron un aviso de huracán, que significa que se pueden dar las condiciones para un fenómeno climático de ese tipo.

Los vientos máximos sostenidos de Bertha subieron a cerca de 110 kilómetros por hora, justo debajo de la primera categoría de intensidad de huracán. "Está previsto que Bertha se convierta en huracán durante las próximas 24 horas", dijo el CNH. "Es posible que esto ocurra antes de que los vientos más fuertes de Bertha se alejen de las Bermudas durante las próximas horas", agregó.

Bertha, que se ha debilitado desde que alcanzó su mayor intensidad la semana pasada como el primer huracán de la temporada 2008 del Atlántico, dejó sin energía eléctrica a unos 7.000 hogares en las Bermudas y estaba previsto que arroje 12,7 centímetros de lluvias sobre el territorio ubicado en la mitad del Océano.

Los vuelos desde el aeropuerto internacional de las Bermudas fueron cancelados, las playas locales fueron cerradas por las grandes olas y muchas escuelas permanecieron cerradas, aunque las autoridades locales instaron al público a no exagerar su reacción.

Para las 17:00 horas del este, 23:00 hora peninsular, Bertha se ubica alrededor de 100 kilómetros al noreste de las Bermudas y estaba avanzando hacia el norte a 15 kilómetros por hora (kph), según añadió el centro de huracanes.

Después de pasar por las Bermudas, probablemente Bertha se desviará hacia el noreste en algún punto y eventualmente se disipará en el norte del Atlántico.

Nuevo fenómeno

Bertha, que en un punto fue un importante huracán Categoría 3 en la escala Saffir-Simpson de cinco niveles de intensidad, se debilitó durante el fin de semana al agitar las aguas más frías por debajo de la superficie del mar, que lo alejaron de las aguas cálidas que alimentan las tormentas tropicales.

Las Bermudas, hogar de gran parte de la industria aseguradora del mundo, tiene algunos de los estándares más duros de construcción y es improbable que una tormenta tropical represente una amenaza seria para sus 66.000 habitantes.

Los mercados petroleros permanecen atentos a las tormentas atlánticas desde que una serie de poderosos huracanes en 2004 y 2005 derribaron plataformas petroleras y cortaron gasoductos en el Golfo de México, donde Estados Unidos obtiene un tercio de su abastecimiento de crudo doméstico.

Un área de clima agitado a mitad de camino entre las islas caribeñas y Africa fue ayer de mayor interés para los operadores petroleros que Bertha.

Dicha área de baja presión ubicada alrededor de 1.945 kilómetros en el este de las Antillas Menores podría convertirse en una depresión tropical, la precursora de una tormenta tropical, expresó el centro de huracanes.

Bertha, que avanza en dirección oeste entre 16 y 24 kilómetros por hora, se formó cerca de las Islas de Cabo Verde frente a Africa. Su desarrollo en el este tan remoto y tan temprano en la temporada de huracanes es considerado por algunos expertos como “ominoso”. La temporada de tormentas atlánticas de seis meses, que comienza el 1 de junio, rara vez toma intensidad antes de agosto.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de