Hubo un Brexit geológico anterior al político

Gran Bretaña estuvo una vez unida a Europa continental a través de la formación montañosa de roca caliza que se extiende desde el sureste de Inglaterra hasta el noroeste de Francia. Hace 450.000 años -durante la llamada glaciación de Mindel- el hielo se extendía a través del Mar del Norte (desde Escandinavia hasta el sur de Inglaterra) y todo el Canal de la Mancha era entonces tierra firme. 

"En esa época la zona se parecería más a la actual tundra siberiana que al paisaje verde que conocemos hoy", explica Jenny Collier, investigadora del Imperial College de Londres y coautora del estudio. "Era más bien un mundo helado salpicado de cascadas que se hundían en los acantilados de Dover".

Dos erosiones

La presencia de esas montañas actuaba como presa natural, tras la que se encontraba un lago proglaciar. Los análisis de los geólogos británicos señalan un primer desbordamiento del lago, responsable de la erosión inicial hace unos 450.000 años. Este evento provocó que riadas de agua cortaran la roca caliza y causaran el colapso de la presa, liberando grandes cantidades de agua en el canal. Los investigadores creen que los huecos que han analizado en el fondo marino son depresiones creadas por el agua al impactar en el suelo y erosionar la roca.

Fue necesaria una segunda inundación masiva para abrir por completo el estrecho de Calais. Los autores han datado en 160.000 años la antigüedad de este acontecimiento, basándose en análisis de los conjuntos de moluscos marinos hallados en los sedimentos costeros. 

Un nuevo sistema de valles, el actual canal de Lobourg, fue modelado por esta gran inundación que atravesó el área. Los investigadores sugieren que el desbordamiento de otros lagos más pequeños, que se encontraban delante de las capas de hielo del Mar del Norte, pudo haber sido responsable de esta fase de erosión.

Determinar cómo se separó el estrecho tiene importes implicaciones para la comprensión de cómo se formó Gran Bretaña y de qué forma se alteró el proceso de colonización de las islas. "La ruptura de este puente terrestre entre Dover y Calais fue sin duda uno de los acontecimientos más importantes de la historia británica, que marca nuestra identidad actual", señala Sanjeev Gupta, otro de los coautores del estudio. "Fue un Brexit 1.0 por el que no votó nadie".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de