En el caso de Elnosa, hay que tener en cuenta que el desmantelamiento de la instalación deberá producirse antes del 6 de enero de 2014, cuando expira la autorización ambiental otorgada a finales del año pasado.

Según explicó el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, en el Parlamento, la postura del Gobierno no cambió desde su toma de posesión y reiteró que las empresas Ence y Elnosa deben cumplir con la legalidad y, en consecuencia, asumir las condiciones que limitan su actividad en los terrenos que actualmente ocupan, en el margen de la ría de Pontevedra.

Por eso, indicó el conselleiro, la Xunta instó en varias ocasiones a la empresa para que actúe de forma responsable y afronte la realidad que le marca el límite de su emplazamiento en el año 2018, tal y como se recoge la concesión vigente para la ocupación del dominio público marítimo terrestre que le fue concedida por el Estado.

"Los pasos dados por la Xunta en este asunto entendemos que no admiten dudas respeto de la coherencia con esta realidad", explicó Hernández. Así, partiendo de la propuesta contenida en el propio programa del Partido Popular para las pasadas elecciones autonómicas del traslado respetando el plazo de la concesión y abogando por un emplazamiento alternativo dentro de la comarca de Pontevedra, las actuaciones desarrolladas por el Gobierno tendieron en esa dirección tal y como se puede comprobar en los instrumentos de ordenación del territorio aprobados en la actual legislatura.

Tanto en las Directrices de Ordenación del Territorio, como en el Plan de Ordenación del Litoral se establece el traslado de Ence y Elnosa desde su emplazamiento actual, con el objetivo de conseguir la recuperación del espacio que ocupan. En los dos documentos se deja claro que ese trasvase se llevará a cabo en el horizonte máximo establecido por la concesión estatal.

Hernández explicó que el traslado es una decisión que tiene que tomar la empresa, y por lo tanto debe ser ella también la que -llegado el caso- debe proponer los terrenos que considere idóneos para continuar su actividad. "La Xunta va a apoyar y facilitar ese traslado, de forma muy especial si se hace en la comarca de Pontevedra, agilizando todas las medidas necesarias para una nueva implantación", indicó.

Autorización ambiental rigurosa

Durante su intervención el conselleiro de Medio Ambiente también recordó que a finales del año 2011 su departamento tramitó la renovación de la Autorización Ambiental Integrada hasta el 31 de diciembre de 2015 en el caso de Ence y hasta el 6 de enero de 2014 para Elnosa, lo que supone una aplicación particularmente rigurosa de la directiva europea sobre emisiones industriales. "Hace falta subrayar que, en ambos casos, la vigencia de las autorizaciones renovadas es sensiblemente inferior al plazo máximo de ocho años permitido por la ley de prevención y control integrados de la contaminación", indicó Agustín Hernández.

El responsable de Medio Ambiente recordó que en el actual marco constitucional, la potestad para modificar la Ley de Costas de 1988 y con ella las determinaciones de las concesiones en el dominio público marítimo-terrestre, le corresponde al Estado.

En este sentido, recordó que el actual ministro de Medio Ambiente ya adelantó que no va a conceder prórrogas automáticas para las concesiones en el dominio público y que la opinión de las comunidades va a ser determinante. "La opinión del Gobierno gallego fue, sigue siendo y será la misma, Ence debe abandonar su emplazamiento al lado de la ría de Pontevedra en el horizonte del año 2018", afirmó.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de