Productores vitícolas

El Consejo Nacional de Producción Limpia y Vinos de Chile A.G. sellaron un acuerdo que permitirá a pequeños productores de uva vinífera sumarse al Código Nacional de Sustentabilidad de la Industria Vitivinícola. La iniciativa busca mejorar la competitividad y el desempeño ambiental de al menos 50 productores situados entre las regiones de Coquimbo y Biobío. Se trata de un Acuerdo de Producción Limpia (APL), que compromete a las viñas socias de Vinos de Chile a implementar un programa de asistencia técnica para que los productores puedan adoptar los mismos estándares de calidad y sustentabilidad que ellas poseen.

El subsecretario del Medio Ambiente, Marcelo Mena, valoró este APL señalando que la industria del vino fue la primera en medir la huella de carbono y ha sido sobresaliente en términos de sustentabilidad. “Sabemos que la produccion misma de las viñas es la que aporta entre el 90 y 95% de las emisiones, por lo tanto, hay aspecto para avanzar el sector agrícola. Este APL recoge mucho de esos desafíos, como el uso de pesticidas y fertilizantes certificados porque tiene un impacto en la calidad del agua y en la salud de las personas, regulaciones del recurso hídrico, entre otros. También el manejo de residuos lo que va de la mano con la Ley de Fomento al Reciclaje”, complementó.

Por su parte, el director del Consejo Nacional de Producción Limpia, Juan Ladrón de Guevara, destacó que las grandes viñas asumirán un activo rol de apoyo a sus pequeños productores adheridos. “La iniciativa fomenta la responsabilidad social de las grandes viñas hacia un actor relevante de la cadena de suministro y es una excelente oportunidad para generar experiencias valiosas para replicar con otros productores”, añadió.

Compromiso de sustentabilidad

El presidente de Vinos de Chile, Mario Pablo Silva, agregó que el APL contribuirá a fortalecer el compromiso del sector vitivinícola con la sustentabilidad: “Nosotros ya tenemos iniciativas importantes y reconocidas, como es nuestro Código de Sustentabilidad de la Industria Vitivinícola Chilena y otros proyectos de I+D, sin embargo, quisimos dar un paso más allá, incorporando de manera dirigida en este APL a un eslabón importante de la cadena de producción, como son los productores de uva vinífera”.

Este es el segundo APL de Agricultura Sustentable que se suscribe en el país, bajo los criterios del Ministerio de Agricultura, y cuenta con el apoyo de los Ministerios del Medio Ambiente y Energía, Odepa, Indap, Inia, SAG, AChEE y Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria.

Para la directora nacional de Odepa, Claudia Carbonell, la firma de este Acuerdo “es el resultado del trabajo conjunto entre las instituciones públicas, que estamos trabajando en el Plan de Agricultura Sustentable, y las organizaciones privadas. En este caso, Vinos de Chile A.G. incorporará a productores de uva que cumplan con altos estándares, lo que permite ampliar y fortalecer la sustentabilidad de toda la cadena vitivinícola. Creemos que este modelo de trabajo nos permite avanzar hacia un sector agrícola más competitivo, inclusivo y equitativo”.

En tanto, Octavio Sotomayor, director nacional de INDAP, señaló que la institución está empeñada en mejorar las condiciones de comercialización de la uva campesina que se entrega a las medianas y grandes empresas vitivinícolas y, para ese efecto, se implementaron cuatro centros de acopio en el Valle del Itata, “proceso que queremos mejorar de cara a la vendimia 2017”. Según Sotomayor, la firma de este APL “constituye otro paso que apunta a la misma dirección: generar encadenamientos virtuosos entre los proveedores campesinos y las viñas. El objetivo final es generar una cadena vitivinícola inclusiva desde el punto de vista social, que además sea respetuosa del medio ambiente.  Sólo de esta manera el vino chileno podrá proyectarse como una referencia de alcance mundial”.

Gran parte de los productores de uva vinífera en el país venden el total o parte de su producción a las grandes viñas de Chile, las que son socias de Vinos de Chile, por lo que resulta relevante que los pequeños agricultores adopten las mejores prácticas en gestión de residuos, aplicación eficiente de fertilizantes, manejo integrado de plagas, así como en acciones que promuevan condiciones laborales adecuadas y la protección de los derechos humanos. A la fecha 60 viñas ya cuentan con el Código Nacional de Sustentabilidad, el que busca incorporar a las firmas del sector prácticas sustentables en sus procesos: viñedos, bodegas y plantas de embotellado así como el aspecto social.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de