La presencia de Madrid en la Zona UBPA (Urban Best Practices Area) en la Expo de Shanghái está basada en estos principios, ya que el Pabellón de Madrid se compone de dos réplicas de actuaciones residenciales y urbanas sostenibles: la Casa de Bambú y el Árbol de Aire. Y ambos elementos permanecerán en Shanghái tras la clausura de la Expo como parte del legado de Madrid, contribuyendo a mejorar el posicionamiento internacional de esta ciudad en China.

Hasta el 27 de junio un millón de visitantes ya se habían acercado a este pabellón, destacando a ilustres visitantes como el VicePrimer Ministro de China Huiliang Yu, el Alcalde de Shanghái, el Presidente del Congreso y la Vicealcaldesa de Pekín; además de constantes visitas de autoridades chinas provenientes de pabellones de ciudades vecinas, Shanghái, Ningbo, Macao o Hangzhou (capital de la provincia de Zhejiang, de donde provienen la mayoría de los inmigrantes chinos residentes en España), y de Ministros del área de Medio Ambiente como el israelí y el argelino, o el ministro Austriaco de Agricultura y Medio Ambiente .

“Mejor ciudad, mejor vida”

Tomando como punto de partida el lema de la propia Expo, “Mejor ciudad, mejor vida”, el Ayuntamiento de Madrid celebró los días 8 y 9 de julio en Shanghái, en la sede de la prestigiosa Escuela de negocios: CEIBS, socio institucional del Pabellón de Madrid, el Congreso Internacional “Ciudades Verdes”, en colaboración con (CRES), la Sociedad China de Energías Renovables, el CSETI (Cooperación Sino-Española en Tecnología e Innovación) y el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial).

La jornada se estructuró en tres grandes mesas redondas, bajo los títulos “Energías renovables para hacer mejores ciudades”, “La necesidad de mejorar la eficiencia  y sostenibilidad de las ciudades” y “La necesidad de mejorar la eficiencia  y sostenibilidad de las ciudades”.

En ellas participaron empresas e instituciones del mundo de la investigación, el empresarial e institucional, y abordaron temas como la generación de la energía y la utilización de las energías renovables; el reto de crear ciudades medioambientalmente sostenibles y la necesidad de mejorar la eficiencia y sostenibilidad de las ciudades desde el punto de vista del ahorro en el consumo, así como el transporte sostenible con ejemplos como el de Metro o la Empresa Municipal de Transporte (EMT), entre otros.

Durante la segunda jornada del encuentro, se incluyó una misión B2B coordinada por CRES, CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) y TORCH, dentro del programa CHINEKA de cooperación Hispano-China. Un programa de cooperación tecnológica internacional entre entidades de España y China a través de proyectos liderados por empresas con el objetivo de impulsar la competitividad de las empresas españolas y chinas. Con este programa se quiere fomentar y apoyar la ejecución de proyectos tecnológicos conjuntos, orientados al desarrollo y a la adaptación de nuevos productos, procesos o servicios, destinados a mercados internacionales.

Una ciudad sostenible

Posteriormente, los participantes pudieron comprobar in situ los innovadores sistemas de eficiencia energética como la climatización del pabellón mediante la Instalación de frío solar, el atrio o cristalera solar fotovoltaica y la cubierta Intemper, que crea aljibes en los que crecen plantas que no requieren mantenimiento, entre otros.

En la visita al Árbol de Aire, el innovador elemento de mobiliario urbano cuyo objetivo es crear un espacio de encuentro y confort ambiental, pudieron comprobar cómo la instalación, realizada con materiales reciclables, genera energía y la envía a la red eléctrica, que se encarga de su distribución.

Pedro Berraondo, Director del Pabellón de Madrid en la Expo de Shanghái 2010 y Bonifacio Vega, Director General de Estrategia y Desarrollo Internacional, coinciden en destacar el liderazgo de Madrid en esta materia puesto que “el Pabellón de Madrid, constituido por las réplicas de dos construcciones existentes en Madrid (la Casa de Bambú y el Árbol de Aire), representa la propuesta tangible de una ciudad sostenible, así como el esfuerzo desarrollado durante los últimos años para conseguir una política de vivienda social de calidad, diseñando una ciudad respetuosa con el medio ambiente y con sus ciudadanos.”



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de