Esta actuación acometida en la costa gaditana es contraria a la Ley de Costas actualmente en vigor, que "prohíbe tal instalación".

Según han indicado a Europa Press fuentes de Medio Ambiente, se trata de vallas dotadas de pantallas de video, dos de ellas situadas a la altura del Hotel Playa Victoria, y otra en Amílcar Barca a la altura del cementerio de San José.

Además indican que, de acuerdo a la normativa, se trataría de infracciones calificables de "graves" y sancionables con multas de hasta 300.506,05 euros y la obligación de retirada de las vallas. En el acuerdo de inicio del expediente se han considerado unas sanciones de 10.000 y 6.000 euros, respectivamente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de