La Organización Internacional de Normalización (ISO) acaba de hacer público el Informe que recoge la clasificación mundial por países en certificados de gestión ambiental (ISO 14001) y de la calidad (ISO 9001).

Según este informe, denominado “ISO Survey 2007”, España se sitúa por tercer año consecutivo a la cabeza de Europa y tercero del mundo con 13.852 certificados de gestión medioambiental, lo que supone un crecimiento del 24,51% respecto al ejercicio anterior.

Esta es la norma de gestión ambiental ‘estrella’ en el mundo, con 154.572 certificados en 148 países. En calidad (ISO 9001) España mantiene el segundo puesto en el ranking europeo y el cuarto en el mundo con más de 65.000 certificados.

El buen ritmo de crecimiento el año pasado en certificados de gestiónmedioambiental ha permitido a nuestro país duplicar su ventaja en gestión ambiental respecto al segundo en el ranking europeo, Italia. España se ha consolidado gracias a esto como la potencia europea en certificación ambiental. En sólo un año, España ha pasado de aventajar en 1.300 certificados a Italia a superarle en más de 2.700 certificados.

Ventajas

Para Jaime Fontanals, director de Nuevos Productos de AENOR (empresa que se dedica a realizar estas certificaciones), la certificación de un sistema de gestión ambiental (ISO 14001) tiene numerosas ventajas: “Las empresas y Administraciones minimizan los impactos ambientales y obtienen beneficios económicos por la optimización del consumo de energía y la mejora de los procesos. Además, supone beneficios legales ya que al identificar los requisitos legales se reducen los riesgos de demandas de responsabilidades civiles y penales. También, cada vez más las Administraciones Públicas valoran la certificación ambiental para acceder a contratos. No sólo con ISO 14001. Por ejemplo, el Gobierno español ha anunciado que las empresas con certificación de Eficiencia Energética tendrán prioridad en la contratación pública”, explica.

Asimismo, esta certificación tiene la ventaja de contribuir, internamente, a mejorar la implicación del personal y conlleva una mayor convicción en la transmisión del compromiso con la calidad a todos los públicos de las organizaciones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de