Por E.S.M.

El turismo justo puede ser una de las claves para cuidar el medio ambiente y, a la vez, dinamizar poblaciones en desarrollo. Esto es lo que creen los expretos reunidos por el Área de Cooperación Internacional, de la Fundación La Caixa. La jornada trataba de debatir los efectos de la actividad de viajar sobre los ecosistemas y las poblaciones que acogen a los turistas. El título, Cómo ser un turista responsable, deja clara las pretensiones de la mesa redonda de discusión, celebrada en Madrid.

Para David Díaz Benavides, ex miembro de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), "el primer distribuidor de la riqueza en el mundo es el turismo". Por ello aboga por la idea de poner en marcha el turismo justo.

La ausencia de un marco legal que regule la prácticas del turismo sostenible es una de las máximas trabas que encuentra esta actividad. "Falta una "ley de mínimos", se quejó Díaz.

Objetivos del Milenio

Díaz declaró que una parte de los "una parte de los fondos de la cooperación" que ya recibe el turismo, debería dirigirse a los viajeros sostenibles. Díaz, quien recordó que el turismo respetuoso es uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cree que "es elemental imponer un turismo responsable que quiere dar una oportunidad a la comunidad frente al turismo de masas".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de