El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, visitó este fin de semana a una de las cuadrillas que se encargan de estas labores preventivas en el paraje de La Marañosa.

Estas labores preventivas se desarrollan cada año entre el 1 de octubre y el 31 de mayo, y su objetivo es preparar la zona forestal de la Comunidad de Madrid para evitar fuegos en verano y, de producirse, facilitar las mejores condiciones posibles para hacerles frente.

El trabajo tiene como objeto actuar en zonas concretas que servirán, posteriormente, como protección para todo el monte. Y consiste en el desbroce de vegetación, eliminación de restos, podas, creación y mantenimiento de cortafuegos y fajas auxiliares y adecuación de los accesos a los distintos parajes.

Especialmente importante es la realización de las llamadas profesionalmente fajas auxiliares de seguridad, que son zonas en las que, sin llegar a exterminar la vegetación, como ocurre con los cortafuegos, se adecuan para que la poca altura de ésta impida el paso del fuego o, cuando menos, ayude a que las llamas pierdan virulencia al encontrar poco combustible, con lo que se facilitan las labores de extinción cuando fuere necesario. Su principal finalidad, en este caso, es proteger las zonas con construcciones para los casos de incendio. Lo mismo se hace en las inmediaciones de los cortafuegos y en las de las carreteras, pistas y vías pecuarias.

Por otro lado, las labores de desrame consisten en la poda de las ramas más crecidas de los árboles, especialmente las que están muy próximas al suelo. Su finalidad es evitar que un incendio de manto vegetal pueda prender en estas ramas bajas y transmitir las llamas hasta las copas de los árboles.

En el mismo sentido se hacen labores de clareo para disminuir la excesiva densidad del arbolado que, además de prevenir la propagación del incendio, es un elemento para sanear el bosque. Los residuos que quedan de estas labores son, posteriormente, eliminados con máquinas especiales, con el fin de que, el amontonamiento de los mismos, no supongan un peligro añadido ante un posible incendio.

Un total de 330 profesionales trabajan a lo largo del invierno, en los montes y zonas forestales de la Comunidad de Madrid, dedicados en exclusividad a estas labores.  este año la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior realizará una inversión de 11,5 millones de euros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de