Tras vencer en las semifinales, 40 equipos, 120 estudiantes y 40 profesores compitieron en lo que los organizadores han denominado una "fiesta de la cristalografía" y que tiene como objetivo fomentar las vocaciones científicas así como dar a conocer el mundo de los cristales entre los jóvenes.

Se trata de una actividad organizada por el CSIC y el Grupo Especializado de Cristalografía. Desde su primera edición, en el curso 2009/2010, ha generado gran interés en la comunidad educativa. Muestra de ello es que en 20013/2014 ha contado con la participación de más de 7.000 alumnos de toda España. Este curso, además, se enmarca dentro del Año Internacional de la Cristalografía.

El sabado por la mañana cada equipo presentó en la final una selección de los mejores cristales obtenidos así como un póster con formato científico y un cuaderno de laboratorio, en los que tuvieron que detallar el plan de trabajo y los resultados obtenidos.

Un jurado valoró, entre otros puntos, los resultados físicos de los cristales, los experimentos y la manera de expresarse a la hora de exponer su trabajo. Entre sus miembros, investigadores de reconocido prestigio y representantes de asociaciones científicas como la European Crystallographic Association, la Real Sociedad Española de Química, la Sociedad Española de Mineralogía, la Sociedad Española de Arcillas, el Grupo Especializado de Cristalografía, la Asociación Española de Profesores de Ciencias de la Tierra y el Colegio de Químicos de Puerto Rico.

A la entrega de premios asistieron el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, y el presidente de la Unión Internacional de Cristalografía, Gautam Desiraju, entre otras autoridades.

Fases del concurso

La competición consta de cuatro fases. Primero se impartió formación sobre cristalización y cristalografía a los profesores de Secundaria para dotarles de herramientas científico-didácticas con las que realizar experimentos de cristalización con sus alumnos. En una segunda fase, entre diciembre y abril, los estudiantes y profesores tuvieron que realizar un proyecto de cristalización en el aula con numerosos experimentos en el laboratorio. Y el pasado mes de abril, se realizaron semifinales en las distintas sedes regionales de Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Cataluña, Madrid y Valencia. El concurso cuenta con financiación de la Fundación Española de Ciencia y Tecnología, entre otros patrocinadores.

Como apuntan los organizadores, “el objetivo del concurso es enseñar a los alumnos de Secundaria cómo se hace ciencia y cómo se compite en los ámbitos científicos a través del fenómeno de la cristalización”. Por ello, se ha optado por un formato que utiliza todos los ingredientes del método científico: desde la investigación en el laboratorio hasta la presentación de resultados en un foro similar a un congreso científico. Un modelo que ha servido de inspiración para desarrollar iniciativas similares en países como Argentina, Brasil, Escocia o Rusia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de