La cobertura de internet en el mundo es de un 80%, pero sólo un tercio de la población tiene acceso real a esta red. Son pocos los países del planeta que se pueden jactar de tener un 100%,  objetivo que es factible de alcanzar con la incorporación de tecnologías móviles, como el 3G, 4G y ahora, el internet satelital.

Chile es uno de los países de Latinoamérica que se encuentra más cerca de lograr esta meta. A diciembre de 2013, la cobertura de internet en el país  -ya sea móvil o fija- alcanzó el 95% del territorio nacional, cifra que llegará al 98% en dos años, gracias a la licitación de internet móvil 4G, según los datos y proyecciones del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

Esta licitación se realizó en dos fases entre 2012 y 2013: una para licitar la banda de 2.600 Mhz -la que permite mayor cobertura en una gran distancia, pero con poca penetración en construcciones de paredes más gruesas e interiores- y la otra para la de 700 Mhz, que permitirá llegar de mejor manera dentro de edificios y zonas más densas de población.
Tras su puesta en marcha, serán más de 1.800 localidades aisladas en todo el país las que, en un plazo de dos años, contarán con servicios de datos y voz para móviles a velocidades al menos cuatro veces mayores al 3G, además de conectar a 854 kilómetros de ruta y a 503 colegios y establecimientos educacionales que contarán con al menos dos años con exención de pago de los servicios.

Las tres compañías que se adjudicaron la licitación –Movistar, Entel y Claro– ayudarán con sus instalaciones a expandir el acceso a la red.

INTERNET SATELITAL

Si en dos años se proyecta llegar al 98% de cobertura, entonces ¿cómo lograr la meta de un 100% de conectividad en 2018?, objetivo que se trazó en el gobierno anterior. La respuesta está en tecnologías como el internet satelital que permiten llegar a zonas más aisladas y con velocidades de hasta seis megas.

En esta dirección, la semana pasada Movistar lanzó su servicio de internet satelital enfocado principalmente en conectar a sectores rurales y aislados del país. El primer esfuerzo se centra en 50 mil usuarios que se encuentran ubicados entre Illapel y San Fernando, en cerca de 125 comunas. Se calcula que dentro de esa zona, la cobertura de la compañía pasará del 70% al 90% del territorio habitado.

Movistar espera que a fin de año se cuadrupliquen los accesos a internet satelital en el país, sobre todo en sectores sin acceso a internet de calidad.

Entel, por su parte, a través de un programa público privado llamado Todo Chile Comunicado, ha logrado conectar a 1.465 localidades y más de 400 kilómetros de ruta.

Gran parte de estas iniciativas de la empresa, como el proyecto para mejorar la conectividad en Juan Fernández, se han desarrollado gracias al Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones, administrado por la Subsecretaría de Telecomunicaciones.

GLOBO DE GOOGLE

También existen iniciativas extranjeras que beneficiarían al país para llegar al 100% de cobertura, como el proyecto Loon de Google, que si bien no está enfocado en Chile, dotará con internet a zonas extremas utilizando globos, que funcionarán como satélites, pero a un menor costo.

En su proceso de pruebas, los globos fueron lanzados desde Nueva Zelandia y, guiados por el viento, su camino los llevó hasta el extremo sur de Chile, zona que también cuenta con dificultades a la hora de conectarse a internet. La idea de Google es que se pueda desplegar toda una red a través de estos globos, para otorgar internet gratis en zonas extremas, con un costo muy menor a los 250 millones de dólares que significó, por ejemplo, la implementación del satélite de Movistar.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de