Los últimos centros en superar satisfactoriamente este proyecto han sido el IES “Práxedes Mateo Sagasta” de Logroño, colegio “Gregoria Artacho” de Cenicero, colegio “La Salle El Pilar” de Alfaro y el IES “La Laboral” de Lardero.

Las Ecoauditorías Escolares se enmarcan en el programa Centros Educativos Sostenibles, desarrollado por la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial en colaboración con la Consejería de Educación, Cultura y Deporte y la Obra Social “la Caixa”. Consta de campañas de apoyo al medio escolar, ecoauditorías en centros de enseñanza, formación del profesorado, y materiales de apoyo.

El proyecto de Ecoauditorías Escolares se inició en el curso 2000/2001 y desde entonces han participado un total de 34 centros de educación no universitaria de La Rioja, 15 de Educación Primaria y 12 de Secundaria, de los cuales 27 son públicos y 7 concertados. En total han pasado por este programa 17.177 alumnos y 696 profesores.

Objetivos

La educación ambiental es una de las herramientas básicas que permiten avanzar a las sociedades hacia un desarrollo sostenible. La iniciativa Ecoauditorías Escolares pretende aplicar esta filosofía en el ámbito de los centros educativos con el fin de que alumnos y profesores conozcan y se sensibilicen sobre cuestiones medioambientales, favoreciendo una educación ambiental que promueva un cambio de actitudes personales y colectivas en relación con el medio ambiente.

Su verdadera finalidad es modificar los hábitos de toda la comunidad educativa para favorecer un consumo responsable de los recursos, de forma que el centro educativo se convierta en un buen ejemplo para los alumnos de prácticas cotidianas en relación con la protección del entorno.

¿Qué son las ecoauditorías?

La auditoría ambiental o ecoauditoría es un instrumento que permite evaluar el impacto que produce una actividad determinada en el medio ambiente. Las Ecoauditorías Escolares evalúan la producción y control de residuos en el centro, y también el consumo de agua y de energía.

Las ecoauditorías tienen una duración de dos años académicos. En una primera etapa se forma al profesorado. El siguiente paso es poner en marcha en el centro actividades de sensibilización dirigidas a los alumnos. A continuación se efectúan cuestionarios y entrevistas a alumnos y profesores. Con las conclusiones, los alumnos realizan actividades complementarias para aclarar conceptos y ampliar el conocimiento sobre los temas auditados.

En el segundo año se aplica un plan de acción en el centro encaminado a mejorar los hábitos de consumo, reducir el consumo, mejorar el estado de las instalaciones del centro y, en definitiva, a crear una escuela sostenible.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de