La cadena sustituye así sus tradicionales botecitos de plástico, que tardaban unos 400 años de media en desaparecer por completo de la tierra, por otros mucho más respetuosos con el medio ambiente, según se ha encargado de certificar el organismo de certificación alemán DIN V54900-3, con sede en Berlín.

Es una iniciativa más de NH Hoteles, que de acuerdo con su posicionamiento para 2010 “Wake Up to a Better World” (Despierta a un mundo mejor) se ha propuesto reducir en lo posible los residuos tóxicos generados en la actividad hotelera. Eso ya ha llevado a la cadena a sustituir el plástico por almidón de patata, en consumibles tales como las bolsas de lavandería o los bolígrafos corporativos de NH Hoteles.

La peculiaridad de los plásticos oxobiodegradables, como los utilizados en los nuevos amenities, es que incorporan en su fabricación un aditivo llamado poliolefina, a base de metales iónicos y la enzima dw2.

La poliolefina cataliza el proceso de degradación natural de los materiales de manera que éstos se descomponen en un plazo muy inferior a los plásticos normales, es decir entre 2 y siete años en lugar de entre 100 y mil. Y lo hacen tanto en agua, como en aire o enterrados sin necesidad de gastar cuantiosos presupuestos en procesos de reciclaje.

NH Hoteles ha llevado a cabo otros proyectos como la sustitución de todas las lámparas incandescentes por otras de bajo consumo, o acreditaciones como la de "GreenBuilding", que otorga la Comisión Europea a los edificios más eco respetuosos había plasmado importantes avances en cuanto a los ahorros de energía.
 
Próximamente, también los bolígrafos de NH Hoteles comenzarán a producirse en estos materiales, en sustitución del almidón de patata, que ya se empleaba por parte de la cadena en sus bolsas de lavandería.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de