En coche, NO; ¡EN BICICLETA! ¡Los humos, a hacer puñetas. Ya lo sabes: Al agua debes cuidar y procurar no ensuciar. Sin la Tierra en nuestros pies el humano no es lo que es. Sembremos y replantemos ¡Mejor mundo dejaremos! Con estos textos firmados por el naturalista Joaquín Araújo y las viñetas de Forges, la exposición El ambiente siempre está en el medio quieren hacer un “diagnóstico de la situación del medio ambiente”, explicó ayer Araújo durante la presentación de la muestra, que puede verse en la sede de Caja Madrid en Zaragoza hasta el 30 de noviembre. Además ayer, escritor y dibujante impartieron una conferencia sobre este tema en el que mientras el naturalista hablaba, Forges dibujaba.

El ambiente siempre está en el medio
Viñeta de Forges y Araújo

El título de la muestra es “un juego de palabras” porque “el medio ambiente siempre está mediando, aunque para algunos esto es un estorbo”. Se trata pues, según Araújo, de concienciar sobre la relación que existe entre la naturaleza y el hombre, una reciprocidad que hace que las cosas sean posible porque “por ejemplo, los pulmones tienen la misma forma que un árbol, aunque invertido”. Por eso, “el medio ambiente no puede ser nunca un estorbo” sino un aliado, “una palanca que potencia la vida”.El ambiente siempre está en medio se organiza en torno a los siete pilares de la vida; los cuatro ya tradicionales: Agua, Aire, Sol (energía) y Tierra; y tres de más actualidad, los bosques, animales y seres humanos. Sobre cada uno de estos apartados, los autores se hacen siete preguntas: ¿Qué es?, ¿Para qué sirve? ¿De dónde viene? ¿Como se renueva y limpia? ¿Qué hace por nosotros? ¿Qué le hacemos nosotros? ¿Y si, mejor, hiciéramos esto? Estos 49 capítulos forman parte de un libro y la exposición es “un resumen ambicioso y panorámico” de la situación del medio ambiente.

Las respuestas a todas esas preguntas aparecen contestadas por un texto de Araújo y unos pareados y las divertidas viñetas de Forges, formando una entusiasta “pareja artística”. El naturalista le cedió el mensaje y “en una semana en un balneario, él creó los dibujos”, mostrando una “originalidad total, captando el sentido y convirtiéndolo en humor”.

De ahí que Forges “humanice los elementos”. El aire tiene una gran nariz azul; el sol un gran bigote, los bosques ojos y sonrisa.

Araújo destaca también que además de mostrar cómo está la situación, en el séptimo capítulo aparece “cómo deberíamos comportarnos”: Lo primero es saber que “los elementos son imprescindibles porque la contaminación se volverá contra nosotros; así como el despilfarro de energía”.

La muestra se enmarca dentro del programa de Medio Ambiente de Caja Madrid, que incluye divulgación, formación y protección de la biodiversidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de