La semana pasada la Junta de Andalucía presentó una serie de medidas para acabar con el déficit público de la Comunidad, entre las que se incluía la imposición de una tasa de 10 céntimos a las bolsas de plástico de un solo uso, que en principio deberán pagar los comercios que usen este tipo de bolsas. Con esta medida se prevé la recaudación de 95 millones de euros durante el año 2011.

Amigos de la Tierra espera que el resultado se traduzca en una reducción efectiva de las bolsas de un solo uso, y no simplemente en una medida recaudatoria. Igualmente se deberán evitar las desigualdades que puedan surgir entre las grandes superficies y el pequeño comercio.

El ejemplo cercano de Irlanda que, mediante la imposición de una tasa de 20 céntimos, redujo su uso de bolsas de plástico en un 95%, nos impulsa a apoyar esta medida, proponiendo su ampliación a un mayor número de comunidades autónomas y apoyándola principalmente desde el ámbito estatal.

Amigos de la Tierra confía en que la medida de la Junta se extienda al resto de las regiones

“Es necesario que todos los ciudadanos y ciudadanas hagamos un uso responsable de los recursos que tenemos disponibles, reduciendo aquellos que no son necesarios. La industria también debe colaborar en este ahorro colectivo, sin mirar únicamente por sus intereses económicos”, añadió Alodia Pérez, responsable del área de Residuos de Amigos de la Tierra.

Por todo ello, confiamos en que la Junta de Andalucía ponga en marcha esta medida lo antes posible, y comparta sus resultados con el resto de regiones para animarlas a tomar ejemplo y aplicar la iniciativa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de