Las bolsas de papel son una buena alternativa para la gran distribución, tanto en el sector de alimentación como en el textil y bazar, por su capacidad de carga y resistencia.

Si la bolsa de papel –renovable, reciclable y biodegradable– era considerada ya como la opción más sostenible, el estudio de ITENE viene ahora a demostrar que también por su resistencia es la mejor opción para la gran distribución.

ITENE ha realizado este estudio, promovido por los fabricantes de bolsas de papel a instancias de la gran distribución, para evaluar la aptitud de las bolsas de papel para ser utilizada en este tipo de comercios.

El estudio evalúa el comportamiento de los diferentes tipos de bolsas, reproduciendo las condiciones durante su transporte y manipulación desde que el consumidor realiza la compra en el comercio hasta que llega a su destino final en el domicilio.

Los resultados ponen de manifiesto que las bolsas de papel se comportan sin deterioros o incidencias que afecten la función de transporte de la bolsa y que los distintos tipos de bolsas se adecuan a las prestaciones requeridas por los distintos tipos de comercios y productos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de