La tecnología ha impactado profundamente en la sociedad y el medio ambiente. Esta ha sido clave en mejorar la manera en la que nuestras actividades diarias afectan el medio ambiente, aportando herramientas inteligentes que nos permitan reducir nuestra huella en el planeta. Pero, específicamente ¿qué actividades cotidianas ha mejorado la tecnología con respecto al ambiente? No te preocupes, aquí te explicamos dos de las más importantes.

Inversiones digitales y ambientales

Llevar negocios por Internet ha sido uno de los grandes cambios de esta era. Como ahora la mayoría de los acuerdos y transacciones son virtuales, muchas empresas y comerciantes han optado por hacer inversiones online.

Una de las más utilizadas en la actualidad es la compra de criptomonedas, las cuales son monedas digitales y descentralizadas  con las que puedes hacer transacciones financieras a cualquier hora, las más conocidas son Ethereum o Eth, Bitcoin, ya que son las que históricamente han tenido mejor desempeño en sus precios.

Ahora bien, ¿cuál ha sido el resultado de estas inversiones digitales? y, ¿qué han hecho las criptomonedas? La respuesta radica en una gran reducción de fabricación de materiales de oficina, especialmente la del papel, la cual ha disminuido drásticamente en los últimos años gracias a que ahora toda la información la podemos ver y leer desde una pantalla.

Eso no es todo, las monedas digitales, además de ser negocios digitales, han comenzado campañas para ayudar a combatir el cambio climático, invirtiendo su dinero virtual en diferentes negocios responsables con el medioambiente que proporcionan un cambio significativo para afrontar el calentamiento global.

Casas más inteligentes y más ecológicas

Otra de los aspectos que ha afectado positivamente el medio ambiente es usar las nuevas tecnologías donde gastamos más energía durante el día: nuestras casas. Cada vez hay más hogares “inteligentes” en todo el mundo que están ayudando al correcto uso de la energía. Las personas tienden a desperdiciar mucha electricidad en calefacción y refrigeración durante todo el año.

Esto se debe a que suelen mantener las temperaturas muy altas durante climas fríos como en invierno, y demasiado bajas en temporadas cálidas como el verano. Esa es la razón por la cual estas nuevas casas inteligentes cuentan con control de dispositivos como sensores de temperatura y termostatos inteligentes para regular la temperatura y ahorrar en climatización, de manera que se pueda emplear de forma más responsable.

Igualmente, tienen sensores de iluminación o presencia que son activados por movimiento para que la luz se encienda estrictamente cuando sea necesario, y no dejarla prendida si no hay nadie dentro de una habitación, también, se tiene la opción de poder apagar la luz desde tu celular con una app que está conectada al sensor.

Esto está ayudando considerablemente a regular y disminuir el uso innecesario de electricidad en el hogar, y además no tendrás que volver a preocuparte por si dejaste la luz encendida por accidente al salir o no. Afortunadamente, estos dispositivos inteligentes también se están empleando para las oficinas, dando como resultados que las empresas y los hogares sean más tecnológicos y consuman cada vez menos energía.

Tecnología

La tecnología no solo hace que nuestras actividades diarias sean más sencillas y rápidas, sino que nos permiten aprovechar de manera inteligente nuestros recursos. Invertir de manera digital y en negocios responsables con el medio ambiente no solo es sencillo por poder hacerlo desde un Smartphone, sino que resulta esencial en el contexto actual, ya que ser ecológico y utilizar tecnologías sostenibles puede ayudar a garantizar el bienestar de nosotros y nuestro planeta.

Fuente: Redacción,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de