Cuando el nivel de esta batería desciende por debajo de un determinado nivel, el sistema, de forma completamente automática, pone en marcha una turbina multicombustible que permite cargar de nuevo y completamente la batería para garantizar la autonomía del servicio (que oscila entre los 180 y los 300 kilómetros dependiendo de la versión).

La EMT realizará, durante el mes de marzo, un periodo de pruebas sin pasajeros con este modelo híbrido del fabricante de Brescia. El Horus es un vehículo híbrido eléctrico que, gracias a su turbina multicombustible, puede funcionar con propulsión combinada de tres tipos: diésel-eléctrico, GNC-eléctrico, GLP-eléctrico; o sólo en eléctrico.

Las dimensiones del Horus (8 metros de longitud; 2,45 de anchura y 3,2 de altura) hacen de este vehículo un minibús urbano idóneo para líneas de baja demanda y recorridos por viarios estrechos y de giros complicados. Pesa 15 toneladas (a plena carga) y tiene capacidad para 47 pasajeros (11 sentados, 35 de pie y una silla de ruedas).

La EMT continúa así su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente y su apuesta por autobuses que utilicen sistemas de propulsión más limpios, alternativos y poco contaminantes; de este modo, la EMT contribuye a mejorar la calidad del aire en Madrid. Como se recordará, en los tres últimos años, la EMT madrileña ha puesto a prueba varios modelos híbridos (Tempus de Castrosua, Solaris, MAN) y ya ha adjudicado, para 2012, la adquisición de 23 unidades híbridas (GNC+eléctrico).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de