La herramienta, a la que se accede por internet, permite a los ayuntamientos que así lo requieran notificar cualquier problema que les surja en su término municipal, motivado por un fenómeno extremo, ya sea por la sequía o por las inundaciones.

Para esto, cuenta con un geovisor en el que el personal del ayuntamiento puede situar dentro de su término municipal el punto donde se encuentra el problema en cuestión y describir por medio de un formulario la situación. El sistema permite asimismo proponer a la Administración Hidráulica de Galicia una solución a dicho problema.

Canal de comunicación eficaz

Esta novedosa aplicación, permite, por ejemplo, que una explotación ganadera con problemas de escasez de agua, pueda situar en el geovisor la captación de la que se suministra habitualmente y pedir a la administración hidráulica que de forma excepcional le autorice a captar en otro punto. La herramienta, por lo tanto, abre un canal de comunicación rápida y eficaz entre la Xunta y los ayuntamientos para proporcionar a la población una respuesta rápida y coordinada a estas situaciones que exigen una solución urgente.

La plataforma SINA se enmarca dentro de las medidas de actuación frente a la sequía, que están contenidas en el protocolo con un conjunto inicial de cerca de 60 medidas, que podrán irse ampliando de forma dinámica en función de las necesidades que vayan surgiendo, según informó recientemente el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, en el Parlamento de Galicia.

Las medidas previstas van dirigidas a diversos aspectos y se disponen de manera gradual, atendiendo la de la priorización de usos establecidos en función de, entre otras cuestiones:

  • El aseguramiento de abastecimiento y las condiciones de las cuencas y cursos fluviales.
  • El seguimiento y racionalización de usos en las zonas de valor ambiental.
  • El aseguramiento de condiciones higiénico – sanitarias apropiadas.
  • La contribución a la minoración de los impactos en el campo productivo agroganadero, hortofrutícola y forestal.
  • La evaluación y respuesta a la situación de riesgo de incendios forestales.
  • Evaluación continua de las necesidades de usos hidráulicos por parte de la industria y los servicios.

Otras medidas novedosas pasan por la elaboración de un inventario de medios de transporte de agua potable, y el análisis continuo del estado de los acuíferos subterráneos. También se contemplan la elaboración de medidas de abastecimiento para las industrias de uso intensivo o imprescindible del agua en su ciclo productivo o el plan de acciones de conservación específicas para proteger espacios naturales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de