En la ciudad alicantina de Elche ha surgido un proyecto pionero. El alcalde de la ciudad, Alejandro Soler, junto al rector de la Universidad Miguel Hernández de Elche, Jesús Rodriguez y Sálvador Pérez Vázquez, en representación de Industrias del Neumático S.A, han firmado un acuerdo para colaborar en la elaboración de los guardarrailes de caucho partiendo de neumáticos reciclados.

Industrias del Neumático S.A. aportará el diseño del nuevo guardarrail y colaborará en los ensayos finales para su homologación y el análisis de viabilidad industrial de la fabricación del producto final, mientras que el Departamento de Ingeniería  de Sistemas Industriales de la UMH (Universidad Miguel Hernández) colaborará con el diseño y ensayos. Por su parte, el Ayuntamiento de Elche asumirá la colocación del sistema de protección en la ciudad. La colación de este sistema se estima que sea después del verano, una vez se hayan realizado las pruebas de homologación.

Funcionamiento de estos guardarrailes

Con estos guardarrailes, además de mejorar la seguridad vial de los conductores, se pretende mejorar y ayudar a conservar el medio ambiente, ya que para la empresa “el guardarrail de neumáticos reciclados tiene un diseño compacto de fácil aplicación y mínimo impacto mediaomabiental, ya que aprovecha el 100% del guardarrail ya existente. Por cada kilómetro se reutilizan 2.287 neumáticos de turismo fuera de uso, el equivalente a ahorrar más de 57.000 litros de petróleo y la no emisión de más de 169.000 Kg de CO2 a la atmósfera”.

Colocación del guardarrail

Industrias del Neumático ha decido que “los nuevos guardarrailes de caucho creados a partir de neumáticos usados se coloquen debajo de la bionda superior. Además, también llevarán incluidos “una franja reflectante” que ayudará “a su señálización en la carretera”. De esta manera, Elche se convierte en la primera ciudad española en contar con este tipo de protección en las carreteras.

Problemas actuales con los guardarrailes

El guardarrail podríamos definirlo como un elemento de protección de seguridad vial que tiene como objetivo evitar que los vehículos salgan de la calzada. En relación a estos guardarrailes convecionales, la empresa Industrias del Neumático S.A indica que “el empleo de estas medidas de seguridad es muy criticada tanto por motoristas como por ciclistas, debido a las lesiones que sufren al impactar contra ellos, convirtiéndose en un elemento de lesión en vez de ser de protección”.

La empresa continua diciendo que “una de las posibles soluciones que se aplican en nuestras carreteras es la colocación de la Doble bionda para impedir que el motociclista impacte contra los postes o se cuele entre ellos. Pero para la empresa esta solución genera “un violento efecto rebote del motorista hacia la carretera, provocando serias lesiones y el peligro de ser arrollado por otro vehículo”.

Por tanto, con los riesgos que, según la empresa, conllevan los actuales guardarrailes para los usuarios de las carretaras, han decidido crear los guardarrailes de caucho a partir de neumáticos reciclados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de