El momento de las vacaciones debe ser una experiencia única. Atrás quedaron esos planes centrados únicamente en disfrutar de las playas del territorio nacional, o de irse unos días de turismo a la montaña, o de incluso viajar a alguna ciudad extranjera. Esos planes siguen vigentes, pero el turista busca otras alternativas: unas vacaciones diferentes.

Esos días de descanso deben ser únicos, como pasar unos días a bordo de un velero en Barcelona. El navegar siempre estuvo presente en muchos planes, pero como día de excursión. Ahora se busca unas vacaciones permanentes en alta mar y, a diferencia de un crucero, hacerlo en familia o con amigos y, además, tratando de ser ecológicos y sostenibles.

El respeto con el medio ambiente está trascendiendo a todas las empresas, personas y actividades que se desarrollamos, como las vacaciones. A bordo de un velero se conjugan el disfrutar de unos días espléndidos de navegación, de descanso y de ser sostenibles, aspecto esencial cuando hablamos de nuestros mares y océanos. Porque navegar en velero, con todas las comodidades que podemos encontrar en nuestro hogar, supone ser sostenibles al aprovechar los beneficios del viento sobre las velas del velero.

Asimismo, descartamos el uso del coche o del avión, siendo ambos medios de transporte mucho más contaminantes en comparación al velero, con el cual podemos desplazarnos entre sitios de manera sostenible, como navegar a vela en Valencia partiendo, por ejemplo, desde Barcelona o conectarnos con las Islas Baleares e ir de isla en isla, con lo que incluimos otro aliciente a nuestras vacaciones.

Ser sostenibles durante las vacaciones

Ser sostenibles, desplazarnos entre varios puntos y tener un ahorro económico, porque el alquiler de un velero no supone una fuerte inversión económica como podría suponerse. Las empresas del sector ofrecen una gran variedad de ofertas de contratación, incluso en aquellos casos en los que necesitamos contar con los servicios de un patrón. Si deseas ser un turista sostenible, apunta los siguientes consejos básicos.

  • Movilidad: Si te desplazas en velero, como te proponemos, recuerda que esto ya es sostenible, pero debes ser también respetuoso con el mar, por lo que te recomendamos no tirar por la borda ningún tipo de basura, así como respetar aquellos lugares por los que puedes o no puedes navegar (por ejemplo, aquellos en los que se protegen a los corales).
  • Energía sostenible: El viento es una fuente importante de energía para los veleros, pero también hay otra serie de energías limpias que pueden utilizarse durante las vacaciones, como son aquellas que proceden del sol, y que algunos veleros también aprovechan al contar con placas solares. Hay que recordar que los veleros cuentan con todas las comodidades del hogar y que siempre es oportuno contar con la energía solar y del viento no sólo para navegar sino para disponer de luz artificial o para mantener los alimentos en perfecto estado en la nevera del velero. Y recuerda que muchos veleros también incorporan luces led en su interior, así como otros elementos sostenibles.
  • Comercio local: Es una forma de ser sostenible adquiriendo nuestros víveres en las tiendas cercanas a nuestro destino de vacaciones, y que en el caso de unas vacaciones en el mar suele corresponder con el acercamiento a pueblos pequeños, y que suelen vivir del turismo de vacaciones.
  • Reciclar: Anteriormente, comentábamos la importancia de no arrojar basuras al mar, pero esto también puede aplicarse a otras tareas que implica el reciclaje, como tratar de reutilizar todo lo que esté en nuestra disposición, más allá de depositar las basuras al llegar a puerto.
  • Gestionar el agua: Ser sostenibles también significa saber gestionar el correcto uso del agua que utilizamos durante nuestras vacaciones. Algo que puede hacerse extensible a la luz, la cual no debe derrocharse.
  • Cuidar el entorno: Navegar en velero implica ser respetuosos con la flora y fauna de los lugares que visitemos. Cuidar el entorno es sinónimo de que ese sitio idílico permanezca inalterable a en su estado natural después de nuestra visita.

El alquiler de un velero supone disfrutar de unas vacaciones únicas, alejados de la multitud y con el espacio necesario para recuperar la energía utilizada en nuestros quehaceres diarios. Asimismo, entendemos que al alquilar un velero también te llamará la atención la práctica de actividades acuáticas como el submarinismo, el nadar en alta mar o disfrutar de un día de pesca en alta mar. Ejemplos de actividades que muestran que unas vacaciones en velero no es sinónimo sólo de navegar e ir de isla en isla.

Por último, te recomendamos que, antes de iniciar tu periplo de vacaciones, te informes de los diferentes tipos de veleros que puedes alquilar, así como de los servicios que puedes contratar de forma paralela (en los veleros más grandes puedes contar hasta con los servicios de un chef) y, obviamente, traces tus rutas marítimas. No dejes nada a la improvisación, aunque un buen día todo puede ser pensado en la aventura.

Fuente: Redacción Ambientum



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de