El consejero ha destacado que “permitirá además aprovechar la oportunidad económica que ofrece este nuevo mercado y fomentar tecnologías más eficientes y ecológicas, promover la innovación y la creación de puestos de trabajo en sectores con alto valor añadido, así como favorecer el consumo de energías renovables y reducir la dependencia energética del exterior, que en el caso de España está próxima al 80%”.

Este acuerdo se ha firmado en el marco de la celebración de las I Jornadas de las Flotas Eléctricas y de su Infraestructura de Recarga organizadas en el Centro de Tecnología de REPSOL, en las que participaron también Susana Magro, directora general de la Oficina española de Cambio Climático; Mariano González, director general de Evaluación Ambiental; Elisa Barahona, directora de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Madrid, y Juan Casanueva, director de nuevas energías de REPSOL.

Compromisos y objetivos

Los compromisos más destacables del acuerdo firmado incluyen la realización de actividades de sensibilización e información mediante la promoción de actos informativos relativos a la movilidad eléctrica, modos de recarga de vehículo eléctrico y la reducción de emisiones y de la contaminación acústica y atmosférica. También incluye la creación de puntos de recarga vinculados a flotas públicas, privadas y particulares por parte de IBIL siempre que la compañía distribuidora disponga en su red de potencia eléctrica suficiente.

El centro de control de IBIL permite seguir en detalle y en tiempo real todas las recargas, y esta empresa mantiene el compromiso de que la electricidad que utiliza es 100% renovable. Además, el acuerdo pretende fomentar el uso del vehículo eléctrico dentro de las flotas públicas, tanto autonómica como municipales dentro de la Comunidad, y la utilización de los servicios de un gestor de carga para el suministro de energía eléctrica a sus vehículos, en este caso IBIL.

Por su parte, la Comunidad, en el marco de su estrategia de impulso de la movilidad eléctrica, estudiará posibles emplazamientos para la instalación de puntos de recarga vinculados en parkings o en la vía pública, donde sea posible el aparcamiento de vehículos eléctricos para la recarga de los mismos.

Este convenio complementa las medidas puestas en marcha por el Gobierno regional, entre las que se encuentran el Proyecto Clima titulado “Programa 2013-2016 para el incremento del número de vehículos eléctricos e híbridos en la Comunidad de Madrid”, enmarcado en el proyecto de la Consejería de reducción de emisiones y que fue seleccionado como uno de los Proyectos Clima por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en la convocatoria correspondiente al año 2012.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de