“Limpiad el río, haced el favor y dad de comer al contenedor”. Con este lema cien niños ayudaron a ANAPRI a limpiar un río contaminado y aprendieron cómo gestionar los residuos, durante las dos representaciones del cuentacuentos “El enredo de Carpitín”, celebradas los días 24 y 25 de octubre en Colmenar Viejo (Madrid).

La Asociación Naturalista Primilla, ANAPRI, ha reunido a un centenar de niños de entre 4 y 8 años en las bibliotecas municipales de Colmenar Viejo para contarles el cuento “El enredo de Caspitín” y concienciarlos sobre la importancia de realizar una buena gestión de los residuos.

Joselín el Arlequín, el narrador del cuento, y varios personajes como la urraca Paca y el propio pez Carpitín explicaron a los asistentes la naturaleza del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, la problemática de la contaminación de las aguas y los diferentes tipos de contenedores que existen. Unos temas imprescindibles para que los más pequeños se conciencien sobre la importancia de respetar el medio ambiente y contribuir a reducir nuestra huella ecológica. Todo ello de una forma divertida y participativa, ya que fueron los propios niños quienes ayudaron a los habitantes del Parque a limpiar el río, entonando el lema “Limpiad el río, haced el favor y dad de comer al contenedor”.

Esta actividad cierra el ciclo de cuentacuentos sobre educación ambiental que comenzó los días 3 y 4 de octubre con la representación de “El incendio de Pico” ante más de 70 niños. Esta obra acercó a los más pequeños el problema de los incendios forestales con un hecho ocurrido en Colmenar Viejo hace años.

Ambas obras están desarrolladas por ANAPRI, una asociación sin ánimo de lucro constituida en Colmenar Viejo para la conservación de la naturaleza, y que tiene como uno de sus objetivos la educación ambiental mediante cuentacuentos infantiles.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de