La Organización de Consumidores y Usuarios ha asegurado que la mitad de los usuarios no sabe qué, cómo y dónde hay que reciclar. Reciclar los residuos diarios de las ciudades es fundamental para la sostenibilidad del medio ambiente. La mayoría de las ciudades cuentan con sistemas urbanos de almacenamiento diferenciado de productos para ser reciclados. Algunos ayuntamientos advierten de posibles multas a las comunidades de vecinos que no seleccionen adecuadamente las basuras.

Reciclar los desechos cotidianos es una práctica muy necesaria si queremos mantener la sostenibilidad medio ambiental de nuestras ciudades. Reciclar supone ahorro económico puesto que evitamos alargar el proceso de selección de residuos en las incineradoras, facilitamos la clasificación de todos los elementos desechados para ser nuevamente reutilizados y evitamos costes energéticos y contaminantes. Los ciudadanos debemos reciclar, pero el problema surge cuando no sabemos, con exactitud, qué, cómo y dónde debemos reciclar todos nuestros desechos. Una encuesta realizada por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) asegura que menos de la mitad de los españoles se consideran bien informados sobre el reciclaje.

Según la OCU la segregación doméstica de desechos es fundamental para completar el ciclo del reciclado. Y el ciudadano no cuenta con suficiente información para realizarlo. Un 64% de los encuestados afirma que encuentran información a través de folletos y un 46% a través de la televisión. Casi la mitad de las personas encuestadas dijeron a la OCU que lo que más necesitarían es un único punto de información para consultar todas las dudas sobre reciclaje. La encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios manifiesta que aunque los ciudadanos si saben dónde tirar los envases puesto que siete de cada diez personas los depositan en el contenedor correcto, muy pocos ciudadanos saben dónde se debe depositar un bote de aerosol, un objeto de plástico o las pilas. Esta es la razón por la que una cuarta parte de los residuos que acaban en el contenedor amarillo no son envases de plástico, ni brics ni latas.

Responsabilidad del ciudadano

Con todo la OCU asegura que los ciudadanos deben ser responsables de depositar en bolsas y contenedores adecuados los productos para su posterior reciclaje; pero las administraciones también están obligadas a ofrecer acciones informativas adecuadas para que los consumidores conozcan adecuadamente lo que deben hacer. Además, la Organización pide otras medidas como el mantenimiento correcto de los contenedores que están en la vía pública y su agrupamiento para que sean más accesibles desde los portales de las viviendas.

Más información en la web de la OCU.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de