Los dos sistemas de depósito existentes en Alemania (para envases reutilizables y de un solo uso) son mejores en comparación con el sistema de recogida mediante los llamados sistemas duales ("Punto Verde").

Ésta es una de las principales conclusiones del estudio "Sistemas de uso y reciclaje de envases de bebidas seleccionadas desde una perspectiva de sostenibilidad", que ha elaborado la auditora y consultora PricewaterhouseCoopers para Deutsche Umwelthilfe (DUH).

El estudio proporciona por primera vez una visión global de los impactos ecológicos, económicos y sociales de los diferentes sistemas de recogida y reciclaje de los envases de bebidas:

1. Sistema de depósito para envases reutilizables.
2. Sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) para envases de un solo uso.
3. Sistema integrado de gestión para envases de un solo uso (Punto Verde).

Para cada uno de los sistemas se han analizado todas las etapas, desde el envasado hasta el rellenado o el aprovechamiento y la gestión de los residuos, pasando por la devolución. De cada una se han evaluado factores como el consumo de recursos, niveles de reciclaje, impacto del reciclaje, calidad, costes del sistema, efectos sobre el empleo y producción de residuos.

Los sistemas basados en envases reutilizables son los mejores desde todos los puntos de vista:

A nivel ambiental, el estudio muestra que los envases reutilizables son mejores que los de un solo uso siempre y cuando no se distribuyan en distancias muy largas, ya que mediante la reutilización se consumen menos recursos y se producen menos gases de efecto invernadero. En cuanto a creación de puestos de trabajo, los sistemas basados en envases reutilizables requieren más mano de obra para ser operados. Finalmente, se reconoce que los sistemas de reutilización integran el principio de responsabilidad ampliada del productor y asumen íntegramente los costes económicos, ya que casi todos los envases se devuelven.

El sistema de depósito no es más caro que el contenedor amarillo y es más rentable:

El sistema de depósito para envases de un solo uso muestra ser una medida razonable de apoyo para los objetivos políticos formulados en la Ley de envases (promoción de envases para bebidas con ventajas ecológicas, elevados índices de devolución, altos índices de reciclaje, reducción de la basura), y por tanto en la práctica resulta una evolución positiva y una alternativa a los sistemas de punto verde para el sector de los envases para bebidas.

Los costes de ambos sistemas son, en términos absolutos, de una magnitud comparable, pero dado que el índice de reciclaje del sistema de depósito es de aproximadamente el triple y la calidad mucho mejor, el resultado es un sistema claramente más efectivo en términos relativos.

El total de más de 400 páginas de exhaustivo estudio también incluye una guía para los responsables de la introducción de sistemas de recogida y reciclaje de envases de bebidas.

Retorna considera que esta puede ser una herramienta útil para las Comunidades Autónomas y el Gobierno central en el desarrollo reglamentario, tal y como recoge la nueva Ley de Residuos, de los Sistemas de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR), dado que demuestra que es un instrumento técnico, económico y ambientalmente viable para una gestión más eficaz de los residuos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de