Ros Roca construirá una Planta de tratamiento de residuos

Vertedero

Ros Roca construirá los túneles de estabilización de la Planta Mecanicobiológica de Tratamiento de Residuos del Consorcio de Gestión de Residuos del Baix Camp, situada en la localidad de Botarell (Tarragona). En la central se realizará el tratamiento de la fracción resto, de la cual se obtienen materiales que vuelven al ciclo productivo y también energía.

Ésta es la primera planta de tratamiento de la fracción resto que funcionará fuera del área metropolitana de Barcelona y complementará el servicio que ya ofrece la planta de compostaje de la fracción orgánica situada en el mismo municipio desde 1997.

Sobre Ros Roca
 

Ros Roca, con más de 50 años de experiencia y una facturación de más de 600 millones de euros, centra su actividad en la fabricación de bienes de equipo y el diseño y desarrollo de sistemas y procesos de ingeniería aplicados al medio ambiente y al tratamiento de residuos. La filosofía de Ros Roca se basa en el respeto absoluto del entorno y en el máximo desarrollo de la ingeniería medioambiental que mejore la calidad de vida de las personas.

6 túneles de estabilización aerobia

El Consorcio de la Gestión de los Residuos Municipales del Baix Camp, que integra la Agencia de Residuos de Cataluña, ha adjudicado la construcción de la central a diferentes empresas, entre las cuales Ros Roca se encargará de suministrar y de instalar seis túneles de estabilización aerobia, donde se desarrollará la segunda etapa del proceso biológico: la estabilización del digesto deshidratado procedente de la digestión anaerobia.

Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero 

La Planta Mecanicobiológica de Tratamiento de Residuos del Consorcio de Gestión de Residuos del Baix Camp permitirá el tratamiento simultáneo de la fracción resto y la fracción orgánica de forma diferenciada mediante una tecnología que permite generar energía eléctrica en un proceso de cogeneración. Otro aspecto a destacar de la nueva planta es que supone una reducción de los residuos biodegradables que tienen que ir al tratamiento final, de manera que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero como el metano y el CO2.

 

La planta tendrá una capacidad de tratamiento de 85.000 toneladas al año de la fracción resto y por su versatilidad podrá tratar FORM (materia orgánica de la recogida selectiva) ajustando las capacidades de los dos tipos de residuos según se requiera en cada caso. Está previsto que se ponga en funcionamiento a finales de 2009.

Ros Roca colabora en  operaciones internacionales dirigidas a más de 70 países de cuatro continentes. Una muestra es su participación en empresas líderes mundiales como Dennis Eagle (UK), Usimeca (Brasil), Eurovoirie (Francia), HN Schörling (Alemania), Farid Ros Roca (Italia), Resitul (Portugal) y Ros Roca STV (Francia).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de