Espejo destacó que el objetivo de esta Guía es “servir de ayuda a las diferentes empresas que tienen que tramitar expedientes de suelos contaminados y facilitar la aplicación del Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, que establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo, así como los criterios y estándares para la declaración de suelo contaminados”.

 El director general señaló que el mencionado Real Decreto dice en su exposición de motivos que “el suelo constituye uno de los medios receptores de la contaminación más sensibles y vulnerables”. Por tanto, añadió, “se trata de transmitir a los administrados las reglas del juego de forma clara”.

 La dirección general de Planificación, Evaluación y Control Ambiental tramitó durante el período 2008-2010 un total de 2.693 expedientes sobre suelos, de los cuáles 2.417 han sido informes preliminares, 1.891 resoluciones de no indicios, 362 subsanación de documentación y 159 informes complementarios.

 La nueva guía viene a sumarse a otras ya publicadas con anterioridad por esta dirección general, como las de gestión de aparatos eléctricos y electrónicos, vehículos fuera de uso y ecoparques.

 Entre las actuaciones previstas para el período 2011-2012 destaca la creación del ejecutable para IPS, incorporación a la base de datos nacional de suelos contaminados, creación de un inventario regional, así como un sistema de información geográfico y planes específicos de seguimiento de la contaminación del suelo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de