El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de este miércoles el Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (Prosis) "Valorización de combustibles alternativos en la fábrica de cementos de Olazagutía", que aprueba urbanística y medioambientalmente las instalaciones necesarias para la recepción, almacenamiento y dosificación de residuos no peligrosos en el proceso de producción de cemento de la fábrica de Portland Valderrivas S.A..

En concreto, a través de la aprobación del Prosis, el Gobierno formula la declaración de impacto ambiental para el proyecto, considerado "ambientalmente viable", y concede una nueva autorización ambiental integrada para la instalación de fabricación de cemento.

El Gobierno reitera que el objetivo estratégico del proyecto de este Prosis es "contribuir a la sostenibilidad de la planta industrial, en términos sociales, económicos y ambientales, mediante la reducción de costes de producción, el ahorro energético y la disminución del consumo de combustibles fósiles y consiguientes emisiones de gases de efecto invernadero".

Antecedentes

El Gobierno de Navarra ha resuelto en prácticamente medio año la demanda realizada por la cementera. El 13 de junio de 2012, el Ejecutivo aprobó un convenio de colaboración con Cementos Portland Valderrivas para que una parte de los residuos no reciclables que actualmente van a parar al vertedero fueran empleados como combustible en la planta de Olazagutía. El 4 de julio de 2012, el Gobierno acordó iniciar la tramitación de este proyecto como Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal y abrir proceso de información pública y audiencia a los ayuntamientos afectados.

Finalmente, el pasado 19 de diciembre, el Gobierno realizó los trámites para incluir en el Prosis la nueva autorización ambiental integrada (incluye la declaración de impacto ambiental) que necesita Cementos Portland Valderrivas, dado que las instalaciones complementarias proyectadas suponen una "modificación sustancial" de las infraestructuras existentes. También en diciembre recabó el informe favorable de la Comisión de Ordenación del Territorio.

Para el inicio de las obras y conforme a su carácter supramunicipal, solo resta que el Gobierno de Navarra autorice (similar a una licencia) el proyecto detallado que presentará a tal fin la empresa.

Dentro del plazo de información pública se han presentado 36 escritos de alegaciones, todos desestimados. Entre las entidades que las han presentado figuran Cementos Portland, el Ayuntamiento de Olazagutía, la Mancomunidad de la Sakana, Izquierda-Ezkerra, la Fundación Sustrai Erakuntza, y los ayuntamientos de Bakaiku, Améscoa Baja, Aranarache, Eulate y Larraona.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de