Más del 75% de los residuos de construcción que se producen en España se gestionan de forma irregular

La producción de este tipo de desechos, según los datos aceptados y manejados por la Unión Europea, asciende a algo más de una tonelada por habitante y año, lo que sitúa la producción anual estatal en torno a los 45 millones de toneladas de residuos de construcción y demolición, de los cuales unos 6 millones de toneladas son gestionadas en plantas asociadas a la Federación Española de Asociaciones de Empresas Recicladoras de Residuos de Construcción.

Estas plantas, que representan el 60% de los operadores legales del sector, cumplen con los estándares y las garantías que certifican la valorización, que conlleva que una elevada tasa de estos residuos se convierta en recursos útiles de nuevo. A esta tasa se suman 5 millones de toneladas que son gestionadas por otras empresas, que garantizan la valorización de los residuos.

Residuos de construcción

Sin embargo, desde la Federación denuncian que el resto de los residuos de construcción y demolición producidos, en torno al 75%, “son “gestionados” de forma incorrecta, ilegal y en muchos casos delictiva, generando graves impactos ambientales y paisajísticos, despilfarrando una materia prima necesaria y comprometiendo la existencia misma del sector del reciclado y valorización. Prácticas irregulares de las que se nutren desde vertederos hasta antiguos huecos mineros que son rellenados con estos residuos, obviando que pueden convertirse de nuevo en recursos de gran utilidad“.

Los datos que maneja esta entidad con respecto a la tasa de valorización de residuos de construcción y demolición se aleja del ambicioso objetivo marcado por la Unión Europea de cara a 2020 que aspira a que el 70% de los residuos de construcción y demolición sean valorizados, en una clara apuesta por la Economía Circular, que va más allá del reciclaje con una apuesta por un cambio de modelo en la gestión.

Valorizables en porcentajes del 100%

Un objetivo que los RCDs “están abocados a cumplir”, ya que “son el mejor ejemplo de Economía Circular, puesto que los residuos de construcción y demolición son valorizables en porcentajes del 100%“, señala.

La Federación, que celebró esta semana su Asamblea Anual en Madrid, también mantuvo el martes una reunión con representantes y personal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para analizar asuntos de importancia para el sector de los residuos de construcción y demolición.

La junta, que contó con la participación de la subdirectora general de Residuos del Ministerio de Medio Ambiente, Paloma López-Izquierdo, también sirvió para someter a revisión el Real Decreto 105/2008, que se encuentra en plena fase de consulta pública, y por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de