El proyecto europeo UPSOIL en el que participa TECNALIA junto a otros partners, ha permitido acercar el futuro a la recuperación de suelos y aguas subterráneas introduciendo nuevos conceptos innovadores.

El sector de la recuperación de suelos contaminados, si bien no es especialmente novedosa (la remediación de suelos, como alternativa a excavar- depositar en vertedero o bombear-tratar, ha existido en Europa desde la década de los noventa), se ha encontrado con muchas dificultades para encontrar un hueco en el mercado, no solo debido a su altos costos y tiempos de ejecución, sino también debido a la falta de experiencia y conocimiento en la tecnología aplicada y sus efectos a largo plazo.

Durante los últimos tres años, el proyecto UPSOIL ha derribado con éxito parte de estas barreras mediante la introducción de ideas nuevas e interesantes. Entre ellas, por ejemplo, la combinación inteligente de las tecnologías de tratamiento biológicas y químicas ya existentes, buscando sinergias entre ellas y aumentando su eficacia, dejando atrás la idea de un contaminante – una tecnología.

En este sentido se han llevado a cabo un amplio abanico de experiencias a nivel de laboratorio en las que se han determinado con éxito los efectos de los distintos tratamientos de oxidación química para compuestos orgánicos en la matriz del suelo y en la biota natural del mismo, así como en la lixiviación de metales pesados y su toxicidad. O por ejemplo el desarrollo de nuevos tipos de oxidantes “empaquetados” (en una capa mineral u orgánica de protección) evitando así su reacción con la matriz del suelo y consiguiendo la reducción de su consumo, y consiguiente reducidos coste y duración del tratamiento. En esta línea, en TECNALIA en concreto se ha procedido con el estudio de distintos tipos de empaquetamiento de hierro zero-valente.

Todas estas nuevas iniciativas han sido puestas en práctica, a nivel de laboratorio y en varios lugares de prueba de todo el territorio europeo (Polonia, Flandes, Alemania, Austria, España), es decir en situaciones reales.

Los resultados del proyecto han permitido desarrollar:

  • métodos y procedimientos para acoplar y rentabilizar las tecnologías actuales de recuperación de suelos
  • metodologías para evaluar el efecto total de la remediación del suelo en la sostenibilidad y la viabilidad de la biota natural del suelo
  • reactivos mejorados para la descontaminación selectiva
  • métodos para la predicción de los efectos colaterales de la remediación de compuestos orgánicos en los metales pesados,
  • nuevas tecnologías de detección y tratamiento de compuestos orgánicos combinadas,
  • métodos y herramientas informáticas nuevas para la aplicación de proyectos de remediación en tiempo real.

En el proyecto participan quince socios de diferente perfil: seis centros tecnológicos de investigación, entre los que se encuentra TECNALIA, una Universidad, siete pymes y un contratista, todos de diez países europeos diferentes con una amplia distribución geográfica.

Después de tres años de fructífera investigación, el proyecto ha llegado a su fin con unos resultados muy satisfactorios que van a permitir desarrollar un plan comercial para la explotación de los resultados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de