Este Plan incluye la revisión y análisis de los objetivos alcanzados por el Plan anterior y describe la situación actual de la gestión de residuos en la región para estudiar la prolongación o renovación de los instrumentos hasta ahora desarrollados, así como la planificación de nuevos objetivos y programas.

El nuevo PIREX tiene igualmente en cuenta la aparición de la nueva normativa sobre la prevención de la generación de residuos, tanto en cantidad como en peligrosidad, y las nuevas posibilidades de aplicación de tecnologías para el tratamiento, reciclado y valorización.

En esta misma línea, la Junta de Extremadura garantizará en el próximo período la gestión de los distintos tipos de residuos que se generen en la región, con especial atención en los próximos años a los residuos de construcción y demolición (RCD), haciendo efectivo el principio consagrado en la normativa comunitaria de quién contamina paga.

El documento describe la situación actual de la gestión de residuos en Extremadura, analiza los principios y la estrategia de actuación, y define el marco económico-financiero del Plan,  incluyendo  las inversiones y gastos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido en el documento.

Por otro lado, los objetivos estratégicos del Plan Integrado de Residuos de Extremadura, son, entre otros: prevenir la generación y peligrosidad de los residuos, fomentar la reutilización y recogida selectiva de los residuos, y sobre todo, incrementar las plantas de reciclaje y mejorar las existentes.

Planes sectoriales

Asimismo, el PIREX, que prácticamente coincide con el Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR) para el periodo 2008-2015, se desarrolla a través de 14 planes sectoriales específicos, abarcando así el conjunto de todos los residuos generados en Extremadura. Para cada uno de estos planes se establece unos objetivos ambientales y las medidas y actuaciones destinadas a alcanzarlos.

Además la puesta en marcha del nuevo Plan Integrado de Residuos va a suponer una oportunidad para impulsar aquellos sectores relacionados con la gestión de los residuos, lo que incidirá en la generación de empleo, tanto a nivel de las operaciones de gestión, construcción y adecuación de infraestructuras, como para el incremento del control y la innovación mediante empresas de perfil tecnológico. El impulso desde la Administración mediante el Plan abrirá nuevas oportunidades de desarrollo de las empresas y de creación de otras nuevas.

En igual sentido, la incorporación de nuevas tecnologías a los sectores productivos de Extremadura, necesarias para la prevención, reciclado y valorización de residuos en los procesos de producción, permitirá el desarrollo e incremento futuro de la actividad sobre premisas de sostenibilidad para el medio ambiente.

Por último, este nuevo Plan incrementará la coordinación institucional y la participación ciudadana, mediante el desarrollo de instrumentos de coordinación con los ayuntamientos, mancomunidades, diputaciones provinciales, empresas privadas y agentes implicados en la gestión de los residuos. Se incorporarán también programas para coordinar políticas ambientales y asesorar a las instituciones, empresas y agentes sociales, incrementando su participación dentro del marco del Plan. Asimismo, se han diseñado programas para la información al público general, sobre la temática de los residuos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de