Portos de Galicia acaba de elaborar un estudio base para la gestión sostenible de los materiales procedentes de los dragados de los fondos marítimos de los muelles de titularidad autonómica. En base la este trabajo el organismo autonómico podrá determinar las zonas más acomodadas para el depósito de los materiales extraídos y la capacidad de cada uno de estos contenedores naturales.

El estudio recoge la idoneidad de cada una de las zonas susceptibles de recogida de materiales de dragado, su capacidad y también el estado de alteración de las mismas, estableciendo un punto de partida a cara descubierta a su monitorización. Asimismo, analiza las posibles fuentes de los materiales de dragado, mediante el análisis en los puertos dragadores, como punto de partida para posteriomente evaluar las diversas alternativas de gestión de los mismos: usos productivos, rellenos en infraestructuras y depósito en medio marino.

El estudio señala 18 zonas de vertido en torno a puntos existentes ya en la actualidad y nuevos puntos, que se vienen de caracterizar física, química y biológicamente. En estos últimos, que por el momento no han sido objeto de depósito de materiales dragados, se hicieron pruebas y ensayos de laboratorio.

Históricamente, Portos de Galicia dispone de una red de zonas de vertido a lo largo de toda la costa gallega que dan servicio a los puertos en los que son necesarias dragados de los fondos marinos, en los que se acumulan materiales, con frecuencia, arenosos. No en vano, anualmente se realizan en torno a media docena de dragados para mantenimiento del callado, como los recientes casos de los muelles de Ribadeo, Foz u Ortigueira. Para ratificar la adecuación de la red de puntos de dragado a criterios de sostenibilidad ambiental, el ente público que preside José Juan Durán, está trabajando en el análisis de estos puntos y la estudiar todas las alternativas posibles en torno a su función.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de