La Planta de Clasificación de Envases Ligeros ubicada en el Complejo Ambiental de Salto del Negro y cuya gestión corresponde al Cabildo de Gran Canaria, entregó un total de 6.426 toneladas de envases ligeros a empresas recuperadoras y recicladoras nacionales y locales durante 2009.
 
Dichos envases  ligeros proceden de  los contenedores amarillos de recogida selectiva ubicados en acera que, una vez recogidos, son transportados a la planta de clasificación de envases ligeros localizada en el Complejo Ambiental de Salto del Negro. 
 
En la planta los envases se sometieron a un proceso de separación más específico dando como resultado los  siguientes  residuos  que  son  utilizados  por  empresas  recuperadoras  y  recicladoras  como materia prima reciclada para la manufacturación de diferentes productos que se comercializan en el mercado:
 
•  397.196 kilogramos de acero.
•  33.606 kilogramos de aluminio.
•  194.620 kilogramos de bricks.
•  2.760.446 kilogramos de diferentes tipos de plásticos (PEAD, PEBD, PET, etcétera).
 
El 11% del material recogido en  los contenedores amarillos  fue rechazado por ser residuo  impropio, es decir,  no correspondía a los contenedores de plástico y brick. 

El 11% del material recogido en  los contenedores amarillos  fue rechazado por ser residuo  impropio, es decir,  no correspondía a los contenedores de plástico y brick. 
 
A pesar de la pérdida de este 11%, a lo largo de 2009 los grancanarios aportaron un 10% más de envases de  plástico  que  en  2008,  lo  que  pone  de  manifiesto  la  concienciación  ciudadana  respecto  a  la clasificación de la basura. 
 
En  concreto,  los  ciudadanos  de  Gran  Canaria  depositaron  en  los  contenedores  de recogida  selectiva ubicados en acera, en el año 2009:

•  10.407 toneladas de papel cartón (contenedor azul). 
•  10.290 toneladas de envases de vidrio (contendor verde).  
•  6.426 toneladas de envases ligeros (contenedor amarillo).
 
Por otro lado, a través de la Red de Puntos Limpios de Gran Canaria compuesta por ocho puntos limpios repartidos por  toda  la  isla,  se han  recogido de  forma  selectiva, unas 11.545  toneladas de  residuos de origen domiciliario, para su posterior reciclaje y gestión adecuada.
 
Entre  las  11.545  toneladas  se  encuentran   residuos  de  aparatos  eléctricos  y  electrónicos,  residuos voluminosos,  papel  y  cartón,  envases  ligeros,  aerosoles,  aceite  vegetal  de  cocina,  metales,  restos vegetales  de  jardinería,  aceite  de  motor  usado,  escombros,  pinturas  y  disolventes,  aerosoles, fluorescentes y lámparas, placas radiográficas, etc.
 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de