FCC tiene previsto construir varias plantas de este tipo en el país norteamericano.

Esta instalación, que estará situada en Maryland (Baltimore), se enmarca dentro de la estrategia de expansión internacional del Grupo FCC. Más concretamente, en el desarrollo del negocio de servicios medioambientales en Estados Unidos. Una actividad que se verá reforzada con la que será la primera planta de recuperación de este tipo de lubricantes ubicada en la Costa Este del país norteamericano.

El emplazamiento se ubicará sobre un terreno ya industrializado, donde antes se hallaba una terminal de productos asfálticos. Cuenta, además, con buenas comunicaciones, ya que tiene fácil acceso a las autovías y se puede llegar a ella a través de ferrocarril y barco.

"La industria americana de los lubricantes acepta un aceite base reciclado si su calidad es uniforme, el suministro es fiable y el precio es competitivo," asegura Kenneth Cherry, vicepresidente ejecutivo y director general de FCC Environmental. "La planta de reciclaje de Baltimore producirá varias calidades de lubricante base, además de otros productos secundarios de alto valor."

El aceite base obtenido del refino y reciclaje de aceite usado en la nueva planta de FCC Environmental en Baltimore se venderá y se enviará por carretera y tren para su uso en la producción de aceites para motores diesel, líquidos de transmisión y otros productos lubricantes que cumplan o superen las normas y las especificaciones del sector. Tras la incorporación de aditivos en otras plantas, el producto terminado se devolverá a su estado original, como aceite de motor para coches y camiones, mejorando la sostenibilidad de las actividades actuales de recogida de aceites usados que realiza la filial medioambiental de FCC en Estados Unidos.

Cherry considera que "el proyecto está muy en la línea adoptada por el estado de Maryland y sus dirigentes, sobre todo, en los aspectos de reducción del consumo energético, acción sobre el clima, y empleo "verde". "Además, creo que encaja bien con el objetivo marcado por el gobernador Martin O´Malley de utilizar fuentes sostenibles de energía para aumentar el porcentaje de energía procedente de renovables en el Estado hasta el 20% para el año 2022".

Las previsiones de la nueva planta de recuperación de aceites  cifran en más de 150 millones de litros (aproximadamente 40 millones de galones) la producción de aceite base para lubricantes cada año, con 30 empleados a tiempo completo en puestos técnicos, de explotación y de apoyo, muchos de los cuales serán puestos "verdes".

"FCC Environmental lleva más de 60 años operando con éxito en Maryland", señala Vince Glorioso, vicepresidente de FCC Environmental, que será el responsable de la empresa encargada de explotar la planta de reciclaje de Baltimore. "El emplazamiento cuenta con ventajas logísticas en cuanto a la recepción de aceite de motor usado, puesto que FCC Environmental ya tiene una presencia considerable en la zona. Recogemos los aceites de motor usados y prestamos otros servicios similares por toda la zona del Medio Atlántico, por lo que contamos con volumen considerable de materia prima."

La obra comenzará previsiblemente a mediados de 2012 una vez se consigan los permisos pertinentes del Estado de Maryland y el Ayuntamiento de Baltimore y se prevé que esté operativa para mediados de 2013.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de