La empresa contratada por el armador del barco cargado de combustible que ayer se hundió en el Puerto de Tarragona está realizando este mediodía los trabajos previos para reflotarlo. Por el momento, ha instalado una grúa de 400 toneladas de tiro en el muelle, al lado de la embarcación.

Según informó Salvamento Marítimo, los técnicos pudieron la mañana de ayer atar los cables de la grúa alrededor de la gabarra, de 36 metros de eslora. A continuación, llenarán con aire a presión los tanques que contienen agua para que el barco tenga más flotabilidad, y entonces la grúa llevará a cabo la maniobra de reflotación.

El vertido de combustible de la gabarra “Savinosa”, que se hundió parcialmente por la parte de popa cuando estaba amarrada en el muelle de Reus, sigue “controlado” y confinado dentro de las aguas portuarias, según se constató en la inspección realizada por los helicópteros de Salvamento Marítimo y de la Conselleria de Interior, así como de una avioneta de la Agència Catalana de l”Aigua (ACA).

Además, continúan las tareas de evacuación de la carga mediante bombas diseñadas para succionarla –skimmers–, y las de contención y confinamiento del vertido. El barco está rodeado de una primera barrera y de otra, doble, situada entre los muelles de Reus y La Rioja, que son fijas y contienen el producto.

Según informaron los Bomberos de la Generalitat, los técnicos han instalado hoy una nueva barrera entre el muelle de inflamables y el muelle de Navarra. Esta barrera, igual que la que está instalada entre los muelles de Castella y Aragó, quedará parcialmente abierta para permitir el tráfico marítimo.

La subdelegada del Gobierno en Tarragona, Teresa Pallarès, apuntó hoy en una comparecencia ante la prensa que por la parte exterior de las barreras tienen desplegados varios barcos que “están limpiando” y explicó que están “en disposición” y se plantean poner otra barrera.

EFECTIVOS DESPLEGADOS

En el lugar está trabajando Salvamento Marítimo, que tiene desplegado el helicóptero “Helimer 201”, el buque polivalente “Miguel de Cervantes”, el buque de salvamento “Punta Mayor”, la embarcación de salvamento “Salvamar Diphda”, un equipo de intervención con base en Castellón con tres operario y un técnico especialista en operaciones especiales, y un camión con skimmers y tanques para el almacenamiento de residuos.

Por su parte, de la Autoridad Portuaria de Tarragona trabajan dos remolcadores, el “Orenga” y el “Rémulo”, la embarcación del servicio de recogida de basura “Arrabasada” y dos lanchas Pelícano, además de estar desplegados 300 metros de barreras anticontaminación.

Los Bomberos de la Generalitat están actuando en el lugar con tres dotaciones terrestres y un helicóptero. Además, la ACA trabaja en la zona con dos embarcaciones Pelícano, a la espera de otras dos, con otro barco y una avioneta de reconocimiento.

Además, la Guardia Civil participa en las tareas con una lancha neumática y una patrullera y el armador de la gabarra, con un equipo de buceadores Tecnosub.

El órgano rector, constituido ayer con representantes del Gobierno y de la Generalitat, sigue reunido en la Capitanía Marítima siguiendo la evolución de los trabajos. Desde ayer permanecen activos el Plan nacional de contingencias por contaminación marina y la fase de alerta del Plan especial de emergencias por contaminación accidental de las aguas marinas en Catalunya (Camcat).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de