Además, 80% de los ciudadanos que declaran que reciclan dicen hacerlo desde hace más de tres años, dato que confirma que el hábito de reciclar ya está instalado en cada uno de nosotros.

Los resultados del estudio difundido por Ecoembes, la organización que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, las latas y los briks (contenedor amarillo) y los envases de cartón y papel (contenedor azul) en nuestro país, destacan que el 86% de los españoles consideran el reciclaje y la separación de residuos actos muy o bastante importantes para el cuidado del medio ambiente. Más de la mitad de los ciudadanos los califican de muy importante, y casi otro tercio de bastante importante.

Proteger el medio ambiente

Otro dato es que los españoles consideran que reciclar conlleva muchos y marcados beneficios. Son varias las razones por las que consideran que reciclar es muy importante: para proteger el medio ambiente (89%); por el beneficio social (86%), entendido como la reutilización de materiales o el ahorro de recursos; o bien por la educación de los hijos (88%).

Los frenos al reciclaje no son muchos, ni intensos, según este estudio. La mayoría se refieren a cuestiones personales como la falta de espacio en sus cocinas o de tiempo (24%). Otros aluden a razones emocionales como la incomodidad, el desconocimiento o la falta de ayuda (18%), y otros se justifican en aspectos logísticos como la lejanía de los contenedores (24%).

Respecto al uso que se le da a los residuos una vez recogidos, los españoles tienen muy claro que se reciclan o transforman en otros materiales. Dada la importancia que tiene el medio ambiente, la mayoría de los encuestados considera la necesidad de seguir mejorando en la labor informativa y de sensibilización, con vistas a un futuro en que se necesitará reciclar aún más.

El informe destaca que cada vez son más los ciudadanos que saben dónde deben depositar sus residuos, lo que contribuye a que descienda el número de impropios (residuos depositados erróneamente) en los contenedores azul y amarillo. Las equivocaciones más frecuentes son depositar los briks en el contenedor azul o los objetos de plástico que no son envases en el contenedor amarillo.

Según Antonio Barrón, director de comunicación corporativa y marketing de Ecoembes, “gracias a la contribución del ciudadano, España cuenta con una tasa de reciclado próxima al 70%, es decir, 15 puntos por encima del objetivo fijado por la UE, lo que nos sitúa a la cabeza de Europa y en la línea de países con una gran tradición recicladora”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de