Disminuir el uso de las bolsas de plástico

Según precisó el Ejecutivo comunitario, los Estados miembros tenían de plazo hasta el 27 de noviembre del año pasado para incorporar a sus ordenamientos jurídicos la directiva sobre bolsas de plástico de 2015. Como España no lo ha hecho aún, Bruselas ha decidido enviar un dictamen motivado, la segunda fase en el procedimiento de infracción.

Tras recibirlo, España dispondrá de dos meses para transponer la norma comunitaria y si no lo hace la Comisión puede llevarla ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Según recordó Bruselas, los Gobiernos nacionales pueden elegir entre un catálogo de varias medidas, como poner un precio a las bolsas de plástico ligeras o establecer objetivos nacionales de reducción.

En ese segundo caso, los Estados miembros deben garantizar que hasta finales de 2019 el consumo de ese tipo de bolsas por persona y año no exceda de noventa y antes de finales de 2025 ese número debe reducirse a no más de cuarenta bolsas por persona.

De acuerdo con el Ejecutivo comunitario, ambas opciones pueden conseguirse mediante medidas obligatorias o mediante acuerdos con los sectores económicos.

Bruselas reconoció que también es posible prohibir las bolsas si esos vetos no superan los límites de la directiva “con el fin de preservar la libre circulación de mercancías dentro del mercado único europeo”. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de