El informe de Tetra Pak 2011, realizado entre más de 6.600 consumidores y más de 200 representantes de la industria en 10 países, también destaca que aumenta la preferencia por los envases reciclables para los alimentos y bebidas. Los países encuestados en el informe de 2011 fueron Estados Unidos, China, Japón, India, Brasil, Rusia, Turquía, Francia, Alemania y Reino Unido.

El estudio destaca un fuerte incremento de los consumidores que se interesan por llevar un comportamiento medioambiental adecuado, con casi un 70% que afirmó que lo había llevado a cabo en los últimos 12 meses, en comparación con menos del 40% en 2005. El número de consumidores que rechazó adquirir determinados envases por razones medioambientales pasó de menos del 30% en 2005, a más del 50% en 2011.
 
Clasificar y separar los envases de alimentos y bebidas para su reciclado fue la actividad ecológica más común, pasando de menos del 70% de los consumidores consultados en el año 2007, a casi el 90% en 2011. Tetra Pak lleva a cabo esta encuesta cada dos años desde 2005 y cuatro de cinco comportamientos se analizan en este estudio desde entonces. No obstante, los hábitos de reciclado se midieron por primera vez en 2007.

El 88% de los consumidores de los 10 países estudiados expresó su preferencia o fuerte preferencia por los productos que utilizan envases reciclables. De hecho, un 77% afirmó que eligió unos productos frente a otros porque el envase era mejor para el medio ambiente.

"Hemos visto un cambio en la conciencia medioambiental de los consumidores de todo el mundo desde 2005. La mayoría de los consumidores encuestados toma ahora medidas para salvaguardar el medio ambiente y esto se refleja en los productos que compran y los envases que eligen ", afirma el presidente de Tetra Pak y CEO Dennis Jönsson.

Los fabricantes

"Envases con un fuerte perfil ambiental son claramente un deber, no un capricho de los consumidores", dice Jönsson.
Además de que el medio ambiente genera una gran influencia sobre los consumidores y los productos que compran, la encuesta también pone de relieve el valor que los fabricantes de alimentos, la distribución y la industria del envasado otorgan al envase ecológico. El 83% de los fabricantes de alimentos y los distribuidores encuestados indicaron que tenían en cuenta el impacto ambiental del envase cuando eligen un envase para sus bebidas.

Conforme aumenta el interés por el medio ambiente, los consumidores se aseguran de estar informados sobre todas las cuestiones ambientales. En este sentido, un 60 por ciento de los encuestados afirmaron entender complejos términos medioambientales como, por ejemplo, la "huella de carbono".

Según esta encuesta, los consumidores buscan productos que les proporcionen información sobre su huella ecológica. Alrededor de la mitad de los consumidores aseguró que la falta de información sobre el perfil ambiental de un producto es un problema a la hora de ejercitar su compra y que consideran de utilidad  determinados logos para entender el impacto ambiental de los envases para bebidas.

En relación a este aspecto, Jönsson afirma que: "Estos resultados ponen de manifiesto la necesidad de que fabricantes de alimentos, distribuidores y la industria del envase desarrollen productos más ecológicos que permitan a los consumidores tomar decisiones basadas en una información medioambiental completa".

Asimismo, el estudio también muestra que los consumidores quieren hacer elecciones más ecológicas que no afecten a los costes o la calidad del producto.

La comodidad fue la consideración número uno del consumidor a la hora de escoger el tipo de envase para la leche y el zumo. A su juicio, el impacto medioambiental de los envases y la posibilidad de reciclarlos son el cuarto elemento más importante de los 11 criterios establecidos, por detrás de comodidad, las características del producto y el tamaño.

La gran mayoría de los consumidores encuestados, el 78%, dijeron que estarían “dispuestos” o “muy dispuestos” a comprar alimentos y bebidas envasados en un envase “ecológico” si tuvieran el mismo precio que los tradicionales.

Además, alrededor del 74% de los consumidores dijo que estaría “dispuesto” o “muy dispuesto” a comprar productos ecológicos si la calidad fuera la misma que las de los tradicionales. Alrededor del 28% de los consumidores aseguró que compraría productos en envases menos perjudiciales para el medio ambiente, incluso si fueran más caros.

La encuesta también mostró que los envases de cartón son considerados como los mejores envases para el medio ambiente en la mayoría de los países. De hecho, han sido considerados como los menos perjudiciales para el medio ambiente por un 62% de los consumidores, seguidos del vidrio (52% de los consumidores), la lata (32%) y el plástico (18%).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de