Entre los objetivos más inmediatos de Arjowiggins -multinacional anglofrancesa especializada en la fabricación de papel especial para el sector gráfico y de impresión- se encuentra apostar por potenciar el desarrollo de productos de alta gama, respetando el medio ambiente. Así, dentro de la estrategia de protección medioambiental, el Grupo Arjowiggins tiene previsto mejorar la rentabilidad de sus cuentas en un sector cada día más concienciado por el entorno natural.

Por este motivo, el Grupo ha adquirido en estos últimos meses la fábrica Greenfield -líder europeo en la producción de pasta reciclada con certificación FSC (Forest Stewardship Council), lo que le va a permitir beneficiarse del autoabastecimiento de su materia prima- y, anteriormente, la fábrica Dalum Papir, que gracias a esta adquisición, se convierte en el líder europeo de papeles estucados reciclados de alta gama.

La productora Greenfield, con una capacidad de destintado de alrededor de 250 mil toneladas por año de papel usado, obtuvo en 2006 ingresos de alrededor de 55 millones de euros. Por su parte, Dalum Papir obtuvo una cifra de negocio de 93 millones de euros en 2006.

Como indica Martín Sarobe, director general de Arjowiggins en España y Portugal, «a través del refuerzo de las marcas de estucados reciclados, Cyclus y Eural, nuestra compañía se encuentra en condiciones de aportar una mayor innovación, así como de mejorar su oferta de servicios y garantizar su aprovisionamiento a sus distribuidores. Además, nos posicionamos como máximo representante implicado en el desarrollo sostenible». Y añade, «a través de estas adquisiciones, podremos dar un paso adelante en la expansión de nuestras gamas de productos “verdes” basados en la certificación FSC de pasta reciclada y bajo dióxido de carbón»

Dentro de su estrategia empresarial, Arjowiggins se centra en tres pilares. El primero es conseguir la Certificación de la FSC para todas sus plantas y papeles. El segundo pilar es incrementar la gama de papel reciclado, lo que supone una de sus prioridades estratégicas; ello va a permitir a los clientes la posibilidad de elegir entre el 50 por ciento,60 por ciento y 100 por ciento de papel que contiene material reciclado. Y el tercero, lograr la reducción de las emisiones de carbono y la eficiencia energética a lo largo de toda la cadena de producción con el fin de limitar el impacto de la producción sobre el calentamiento global.

Y en lo que se refiere a la protección del medioambiente y de los recursos, comienza por el reciclado del papel usado para elaborar nuevas fibras que producirán un papel de alta calidad. Además, el reciclado proporciona ventajas y beneficios cuantiosos, como son que absorbe mucho menos energía, agua y químicos para su elaboración.

Asimismo, evita la acumulación de desperdicios en los depósitos de desechos y su incineración, que genera emisiones de CO2: este enfoque optimiza completamente el ciclo de vida del papel, dado que se puede reciclar hasta 4 ó 5 veces. Así pues, la nueva gama “verde”, desarrollada por los laboratorios de investigación de Arjowiggins, está revolucionando la industria gráfica al ofrecer un papel reciclado con las mismas características que un papel de fibra virgen.

Por último y con el propósito de reducir activamente las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero en la elaboración de sus productos, Arjowiggins ha llevado a todas sus plantas de producción a estar en línea con la certificación ISO 14001, un estándar de referencia a nivel ambiental. La compañía también ha desarrollado procesos innovadores tales como la refinación de enzimas. El Protocolo de Kyoto ha permitido el establecimiento de un mercado "de crédito de carbono". Un crédito es equivalente a la emisión de una tonelada de dióxido de carbono. Esto permite al tenedor emitir más gases que provocan el efecto invernadero que el nivel permitido por la tasa fijada actualmente. De hecho, Conqueror, una de las marcas emblemáticas de la compañía, es carbon neutral en el Reino Unido

Acerca de FSC

The Forest Stewardship Council o el Consejo de Administración Forestal es la organización internacional, sin ánimo de lucro, que promueve iniciativas responsables de gestión forestal, en términos sociales, ecológicos y económicos, al hacerlas visibles y otorgarles credibilidad mediante el uso de una etiqueta adherida a los productos provenientes de bosques certificados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de