Se pretende facilitar a la industria de la aceituna de mesa opciones tecnológicas más eficaces que contribuyan a reducir el consumo de agua en los procesos de aderezo y que eviten la dependencia en exclusiva de las balsas de evaporación. Éstas son en la actualidad la opción más utilizada para tratar los efluentes líquidos, cuyo principal inconveniente es que precisan grandes extensiones de terreno.

Sector estratégico

La Junta, a través de las consejerías de Economía, Innovación y Ciencia; Agricultura y Pesca; y Medio Ambiente, ha suscrito un convenio con la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa) y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), con el objetivo de optimizar los sistemas de producción y de gestión de vertidos en esta industria. La finalidad del acuerdo, que han suscrito en Sevilla los consejeros Antonio Ávila, Clara Aguilera y José Juan Díaz Trillo con los presidentes de Asemesa, Carlos Jiménez, y de la CEA, Santiago Herrero, es reducir el consumo de agua y hacer más eficientes y económicos los sistemas de depuración de efluentes.

Entre las medidas específicas que recoge el documento se encuentra la definición de sistemas integrados de depuración de efluentes y la realización de experiencias que permitan evaluar la viabilidad técnica y económica de las diferentes tecnologías de depuración que existen en el mercado. Todo ello, con el interés de localizar tecnologías respetuosas con el medio ambiente y conseguir, por ejemplo, la disminución en el empleo de sosa mediante la utilización de otros métodos alternativos para el desamargado y ablandado de la aceituna.

Además, las tres consejerías se comprometen a facilitar la adecuación de la normativa a las acciones del convenio, fomentando la implantación de las buenas prácticas, y a promover la revisión de la legislación vigente para adaptarla y homogeneizarla, sobre todo entre diferentes municipios.

La Ley del Olivar

Durante el acto, Clara Aguilera ha subrayado el carácter estratégico del sector del olivar, del que "dependen más de 250.000 familias en 300 municipios", y ha señalado la trascendencia de la Ley del Olivar, que coincide con el arranque del proceso de reforma de la Política Agrícola Común.

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila,  ha subrayado que este convenio es un ejemplo del programa de “Andalucía Sostenible” en un sector donde Andalucía es "líder a nivel mundial". "Un sector que ha hecho bien las cosas y que quiere seguir haciéndolas bien". De igual manera, Ávila ha resaltado la colaboración público-privada que supone este acuerdo y ha recordado que la aceituna de mesa también cuenta con un plan de exportación a través de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), con resultados "sustanciales".

Plan Director Medioambiental

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha destacado que el reto que se plantea con el convenio de colaboración "es propiciar un desarrollo sostenible que permita el fomento de las actividades económicas ligadas al cultivo de la aceituna con el mantenimiento de un medio ambiente saludable". Díaz Trillo ha indicado que "es preciso fomentar la mejora de la transformación y comercialización de productos agrícolas a través de la ayuda a las inversiones, con el fin de aumentar la eficacia de este sector e introducir nuevas tecnologías, todo ello sin detrimento del medio ambiente y la conservación de los recursos naturales".

Los proyectos de desarrollo tecnológico e implantación en las empresas de la tecnología adecuada serán abordados por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, a través de las ayudas e incentivos que ofrece la Agencia IDEA. El seguimiento analítico que se necesite, así como los informes de viabilidad medioambiental de los distintos proyectos, será realizado por la Consejería de Medio Ambiente con sus propios medios o con la colaboración de otras entidades, públicas o privadas, como la Fundación Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA).

Por su parte, la Consejería de Agricultura y Pesca, a través del del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera, se encargará de coordinar las acciones de formación y transferencia de tecnología en colaboración con Asemesa, que además podrá colaborar con otras entidades, así como con la Organización Interprofesional Agroalimentaria, Interaceituna. Asemesa y la CEA colaborarán con las consejerías firmantes y fomentarán la participación empresarial en los proyectos e incorporarán como anexo al convenio un Plan Director Medioambiental consensuado por las partes, que será el referente para la aplicación de los compromisos.

 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de