El uso de hidrógeno como combustible representa una tendencia creciente para generar la propulsión de vehículos. En el sector de la automoción, los vehículos eléctricos de pila de combustible (FCV – Fuel Cell Vehicles) representan una alternativa más sostenible a la combustión tradicional. Además, este sector está en constante búsqueda de la reducción de peso (lightweigh), por lo que el almacenamiento del hidrogeno en forma de gas comprimido proporciona una solución más ligera.

Actualmente existen sistemas de almacenamiento de hidrógeno basados en materiales metálicos, materiales pesados que tienen un impacto directo en un elevado consumo de combustible y en una reducción en la autonomía de los vehículos eléctricos. La sustitución de los materiales actuales por materiales ligeros como los composites termoplásticos permite aumentar la autonomía de los vehículos y contribuye a alcanzar los objetivos de emisión de CO2 marcados por la Comisión Europea (Reglamento(EU) 2019/631).

Driver and the Vehicle
Hydrogen renewable metal fuel tank Green energy concept h2 energy storage system 3d render

Proyecto STORACHE

El proyecto STORACHE tiene como objetivo impulsar la movilidad sostenible en el sector transporte y lo hace mediante el desarrollo de composites termoplásticos de fibra larga (LFRT) para ser aplicados como refuerzo estructural en los tanques que conforman los sistemas de almacenamiento de hidrógeno en el sector de automoción. El proyecto, por una parte, abarca la obtención de compuestos avanzados basados en LFRT que actualmente son innovadores en el mercado y, por otra parte, el desarrollo de sistemas de almacenamiento de tanques reforzados mediante composites termoplásticos.

Estos composites termoplásticos de fibra larga como material base polimérico es de poliamida (PA)/fibra de carbono (CF) que se procesa en la línea de pultrusión de AIMPLAS mediante un extrusor de doble husillo co-rotativo y se refuerza con fibra de carbono continua (CF) mediante el proceso de impregnación por fusión. Las cintas UD (unidireccionales, de ½” de ancho) se producen y procesan mediante tecnologías de deposición automática y bobinado de cinta asistido por láser (LATW) en revestimiento de poliamida envuelto utilizando el método de consolidación in situ (ISC) para recipientes a presión compuestos de hidrógeno tipo IV en automoción.

El proyecto STORACHE cuenta con la financiación de la Conselleria d’Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball de la Generalitat Valenciana a través de ayudas del IVACE con la cofinanciación de los fondos FEDER de la UE, dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020. Estas ayudas están dirigidas a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D de carácter no económico realizados en cooperación con empresas para el ejercicio 2021.

Haz click en este enlace si quieres más información

 

 

 

Fuente: AIMPLAS



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de