Este Plan desarrolla durante un horizonte temporal de cinco años los pilares estratégicos que debe presentar un territorio para la correcta implantación de un producto: el vehículo eléctrico, que en un futuro próximo revolucionará parte de los usos y costumbres de movilidad de la sociedad europea.

Los tres ejes sobre los que se asienta la Estrategia articulan medidas de impulso, crecimiento, liderazgo y futuro de Castilla y León en el sector estratégico de la automoción. Entre los objetivos de mercado se pretende alcanzar un parque de vehículos eléctricos de 15.000 unidades para 2015 en la Comunidad.

En el ámbito de las infraestructuras, se impulsará el desarrollo de una red de infraestructuras de recarga de 300 puntos de recarga en la vía pública, 3.000 en domicilios particulares y 600 en aparcamientos públicos para 20 municipios. En el sector industrial y tecnológico se trabaja en la creación de un Polo Eléctrico que albergue desarrollos tecnológicos, industriales y actividades afines a este sector que puedan situar a Castilla y León en una posición de liderazgo nacional, generando empleo inducido por este nuevo sector industrial.
 
Cluster Regional de Movilidad Eléctrica

Además, se está trabajando en la creación de un Cluster Regional de Movilidad Eléctrica que integre a todos los agentes implicados en el desarrollo de este sector emergente, como son: empresas industriales, energéticas, TICS, empresas de infraestructuras, firmas ligadas al sector de las energías renovables, Universidades y Centros Tecnológicos. La estrategia se completa con la necesidad de articular una serie de acuerdos a varios niveles entre los distintos agentes que entran a formar parte de la misma.
 
El total de la inversión inducida de la Estrategia alcanza los 82.348.000 euros, con un esfuerzo por parte de la Junta de Castilla y León de 18.159.450 euros para el horizonte temporal 2011-2015. Estos datos no se pueden valorar como un presupuesto definitivo, ya que existen medidas de los tres ejes (mercado, infraestructuras e industria) que deben tener la cobertura de la Estrategia Nacional en su implementación y articulación final y aún no se han concretado.
 
En su voluntad por apoyar a este sector en todos los ámbitos de debate y decisión, la Junta de Castilla y León ha adoptado un papel activo de liderazgo a través de su participación en el Comité de las Regiones de la UE y en los grupos de trabajo que se vienen desarrollando en ese entorno. Esta estrategia será extendida por parte de Castilla y León a las propuestas que en el seno del Comité de las Regiones se discuten para la adopción de medidas de apoyo al sector de la automoción en la UE.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de