El alcalde ha explicado que el Gobierno Vasco prometió a Vitoria un convenio específico por valor de un millón de euros, "y ahora nos pide esperar a una convocatoria pública de la que no sabemos ni fechas ni cuantías", ha puntualizado.

Ante este escenario, Javier Maroto ha decidido suspender temporalmente la contratación del nuevo sistema por una cuestión de "prudencia", ha dicho. "Las fechas cambian y las cuantías son inciertas. No contamos con un documento que nos garantice que no vamos a tener un agujero". Y según el alcalde, "solo se pueden hacer las cosas cuando sabes que vas a tener el dinero. Esta es la única posición responsable. No voy a repetir con las bicicletas el error que cometieron otros con el auditorio".

Javier Maroto ha aclarado que el Ayuntamiento no renuncia al nuevo servicio de préstamo de bicicletas, "pero que las fechas no serán las previstas". Según ha explicado, de hecho, Vitoria va a presentar el proyecto a la convocatoria de subvenciones pública del Gobierno Vasco. "Esperaremos a ver cuándo y con qué cuantía el Gobierno Vasco se acuerda de esta ciudad, para tomar la decisión más oportuna".

Maroto ha aclarado, asimismo, que el contrato con la firma adjudicataria del nuevo sistema no había sido firmado aún, "por lo que no hay ninguna vinculación jurídica".

Respuesta del Gobierno Vasco

Ante las manifestaciones realizadas por el alcalde de Vitoria-Gasteiz, en relación al servicio de préstamo de bicicletas con una inversión global prevista por el ayuntamiento de 5,9 millones de euros, el Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo, a través del Ente Vasco de la Energía (EVE), ha expresado en todo momento su interés por el proyecto y por todas aquellas medidas que se pongan en marcha en Euskadi que permitan apostar por una movilidad sostenible.

Según este departamento, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ya presentó su solicitud el año pasado (25 de noviembre de 2011) para obtener una subvención para su proyecto de préstamo de bicicletas. El EVE, tras analizarlo, le otorgó una ayuda de 239.000€, que está desde entonces a la espera de que el Ayuntamiento recoja esa cantidad, previa presentación de los pertinentes justificantes de inversión. En dicha solicitud el Ayuntamiento de Vitoria reconoció que le habían sido concedidas asimismo dos ayudas de 300.000€ cada una desde el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco para financiar el mismo proyecto, pero que hasta la fecha tampoco ha podido hacerlas efectivas al no haber iniciado las compras asociadas al proyecto.

Por tanto, decir que el Gobierno Vasco "ha retirado el apoyo a Vitoria" no solo es falso, sino que supone actuar con un victimismo que para nada se corresponde con la realidad. El Gobierno Vasco lamenta que el Ayuntamiento suspenda el proyecto, puesto que supone privar a la ciudadanía vitoriana de un interesante servicio y supone un borrón en el prestigio de la ciudad como Green Capital, un título obtenido gracias al esfuerzo de las anteriores corporaciones hacia una ciudad más sostenible.

El Gobierno confía en que el alcalde reconduzca su decisión, y le recuerda que además de disponer de los 839.000€ concedidos hasta la fecha, podrá acogerse de nuevo a la línea de ayudas de 2012 que el EVE publicará próximamente.

A su vez, el Gobierno insiste en que lo importante es que el compromiso con el proyecto es constatable y que dispone ya de un dinero a disposición del Ayuntamiento. La fórmula de apoyar al proyecto a través de programas de ayudas públicas es la que mejor responde a los principios de publicidad, concurrencia y objetividad por los que debe regirse cualquier Administración en la concesión de ayudas con cargo a fondos públicos.

El Consejo del EVE decidió en su reunión de 9 de mayo no autorizar la firma de un Convenio de patrocinio en virtud del cual el EVE aportaría 950.000€ para financiar el "sistema de préstamo de bicicletas de 4ª generación" del Ayuntamiento de Vitoria. El Consejo entendió que la singularidad de este tipo de Convenio y la elevada cantidad económica que implicaba, no era la fórmula más conveniente para apoyar económicamente proyectos como éste. El Consejo del EVE valoró positivamente el proyecto de préstamo de bicicletas de 4ª generación del Ayuntamiento de Vitoria y encomendó al Director General que los apoyos económicos del EVE a dicha iniciativa se canalizaran a través de los Programas de ayudas que anualmente publica el EVE para proyectos y actuaciones en el ámbito del ahorro y eficiencia energética. Los consejeros tuvieron en cuenta para adoptar sus decisiones la falta de referencias de convenios de este tipo firmados para la Green Capital y la "debilidad jurídica" de los convenios de patrocinio para financiar proyectos de tan alto importe económico bajo los principios antes mencionados de publicidad, concurrencia y objetividad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de