El fabricante de automóviles Ford ha solicitado el apoyo del Gobierno de Estados Unidos para el desarrollo de un vehículo híbrido conectable a la red eléctrica y para su futura comercialización a gran escala, según indicó hoy el presidente de la marca del óvalo en Norteamérica, Mark Fields.

El máximo responsable de la corporación en Norteamérica señaló que los vehículos híbridos conectables a la red tienen una estructura similar al resto de automóviles, pero cuentan con unas variaciones de ingeniería, especialmente en lo que se refiere a motores y baterías.

Por ello, Fields solicitó al Gobierno estadounidense que ponga en marcha nuevas políticas y leyes que fomenten el desarrollo y venta de este tipo de vehículo en Estados Unidos, para lo que será necesaria una inversión de la Administración del país, principalmente en materia de investigación a corto plazo.

No obstante, subrayó que el Congreso de Estados Unidos "debe destinar dinero" para los programas de investigación sobre almacenamiento de energía para automóviles, en especial en todo lo que se refiere a baterías. Además, apostó por que el Gobierno apruebe medidas fiscales para fomentar la compra de este tipo de vehículos respetuosos con el medio ambiente, así como para la adaptación de las fábricas para su producción.

"Japón, China, Corea del Sur e India están financiando de forma significativa la investigación para el desarrollo y lanzamiento de tecnologías de vehículos híbridos conectables a la red. Esta es una carrera que debemos ganar", añadió Fields.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de