Esta calificación, de carácter europeo, valora las mejoras del impacto medioambiental del transporte y el consumo energético; a la vez que fomenta el uso de combustibles limpios.

Gracias al apoyo de sus proveedores, Calidad Pascual ha podido certificar más de 1.000 vehículos de distribución de larga distancia, haciendo cada vez más sostenible el reparto de sus productos a todos los puntos de la geografía española.

El reconocimiento se une a la “Acreditación de Flota Ecológica”, categoría “Master”,  recibida por parte de AEGFA e IDEA el pasado junio.

Calidad Pascual ha vuelto a cumplir un hito en su compromiso con el medio ambiente al renovar su certificación medioambiental Cinco Estrellas Ecostars.

El programa Ecostars, financiado por la Comisión Europea, fomenta el uso de vehículos de tecnologías limpias, con menores emisiones y buenas prácticas en la operativa de transportes, para lograr ahorros en el consumo de combustible, así como promueve la auditoría y certificación de operadores de transporte de mercancías y pasajeros.

Para Francisco Hevia, director de RC y Comunicación de Calidad Pascual, la consecución de esta certificación supone “un reconocimiento al compromiso de Pascual con el medio ambiente a través de su Plan Estratégico de Movilidad Sostenible, que tiene como eje principal el uso de una flota ecológica que logre asegurar la sostenibilidad del negocio a través de la reducción del impacto en el entorno; además de lograr una ventaja competitiva y dar respuesta a la demandas de un consumidor cada vez más exigente”.

En esta última ocasión se han incluido, además de la flota de Calidad Pascual, los nuevos vehículos de Servicio de Asistencia Técnica (SAT) de Mocay Caffè; y aquellos que han adquirido los empleados de la compañía a través del programa de “Retribución a la carta”. 

Un total de 2.447 vehículos, que convierten a Calidad Pascual en la empresa a nivel europeo con la mayor flota certificada bajo el programa Eurostars.

Especial mención merecen los más de 1.000 trailers de larga distancia con los trabaja Calidad Pascual. 

Todos ellos han recibido la certificación Eurostars 5. Tal y como señala David de la Calle, director de Cadena de Valor de Calidad Pascual, “agradecemos el esfuerzo que todos nuestros proveedores han hecho con la renovación de sus vehículos. Día a día nos acompañan en nuestro compromiso con el medio ambiente, logrando un reparto sostenible de todos nuestros productos”.

Calidad Pascual recibió la acreditación Cinco Estrellas Eurostars, que ahora se renueva, tras la auditoría que el Instituto Vasco de Logística y Movilidad Sostenible (IVL-LEE) realizó a la flota de Pascual en 2013.

Desde el mes de enero Calidad Pascual ha multiplicado su flota de camiones de larga distancia, con normativas EURO 5 y EURO 6, alternativos con gas natural licuado y comprimido; así como con unos modelos de corto recorrido 100% eléctricos para la distribución urbana de mercancías.  

Así, la compañía contribuye a reducir la huella de carbono y a cumplir los objetivos de calidad de aire, especialmente en emisiones NOX y partículas.

A este reconocimiento se le une la “Acreditación de Flota Ecológica” AEGFA-IDAE, recibida en junio, y que ha convertido a Calidad Pascual en la primera empresa de alimentación en obtener este reconocimiento en su categoría “Master”. 

Esta certificación marca objetivos asumibles que aporten valor añadido y pone a disposición de las empresas un equipo de expertos asesores, información y herramientas de mejora continua para que consigan objetivos como la gestión de flota, la formación de los usuarios conductores, elección de vehículos o el compromiso corporativo.

Calidad Pascual

Calidad Pascual, empresa familiar con un conjunto de valores consolidado y diferenciador, referente en el sector de la alimentación, inició su andadura en 1969 en Aranda de Duero, Burgos, para implantarse en poco tiempo en toda España y exportar hoy a 62 países. 

Con una gama de más de 200 productos, 6 plantas, 27 delegaciones a través de su empresa de distribución Qualianza y más de 2.300 empleados, su principal actividad es la preparación, envasado, distribución y venta, entre otros, de lácteos y derivados con la marca Pascual, aguas minerales Bezoya, bebidas vegetales Vivesoy, Bifrutas y Mocay Caffè.

Gracias a la actividad de Calidad Pascual, cada vez son más las personas que disfrutan de un nuevo concepto de calidad, más amplio y global, más allá del desarrollo de productos saludables. 

Calidad Pascual tiene como principio inspirador la aportación de valor y calidad a la vida de las personas, entendida como un compromiso colectivo de superación en la búsqueda diaria de su bienestar.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de