"De esta manera -ha continuado- la nueva Ley otorgará la misma importancia a las infraestructuras grises tradicionales y a la Infraestructura Verde de la Comunidad Valenciana a la hora de establecer la planificación urbanística de los municipios".

Según ha explicado el director general, "al igual que la Infraestructura Verde es la que reúne y vertebra todos los espacios de valor ambiental, cultural, etnográficos o de riesgos, y dotan al territorio de conectividad, las carreteras contribuyen al tráfico de personas y mercancías, y son las arterias de la actividad económica".

De ahí la necesidad de que ambas vayan de la mano y se hayan de diseñar con anterioridad a la planificación de los desarrollos urbanísticos de los municipios", ha añadido Juan Giner.

Esta es una de las principales novedades que incorpora la legislación urbanística "que es pionera en España en incorporar la Directiva de Evaluación Ambiental en la línea que marca la Unión Europea en materia de urbanismo, quien considera que, puesto que los programas de desarrollo tienen una incidencia significativa en el medio ambiente y en el territorio, las tramitaciones de los planes no puede ir por separado de la legislación ambiental", ha explicado el director general.

"Por ese motivo -ha continuado- el principal objetivo de esta Ley es unificar los trámites ambientales, territoriales y urbanísticos a través de la Directiva Europea de Evaluación Ambiental Estratégica, de manera que se incorporen, desde la fase más temprana del proceso, los criterios de desarrollo sostenible y de la estrategia sobre medio ambiente urbano que marca la UE en los planes urbanísticos y territoriales".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de