La empresa de inversiones alternativas Bosques Naturales plantará 26.300 árboles y arbustos de quince especies autóctonas en una finca de 65 hectáreas de su propiedad en el soto de Girardelli de Castejón, junto al río Ebro. Se trata de una acción de recuperación ambiental o reforestación sin ningún ánimo de lucro y cuyo objetivo es regenerar el enclave natural y dar un valor añadido al entorno del río Ebro a su paso por la localidad ribera.

Además, se calcula que los árboles plantados capturarán unas 21.793 toneladas de CO2 en su ciclo de crecimiento.

La iniciativa de Bosques Naturales en Castejón no entra dentro de la actividad habitual de la corporación, que se centra en vender los árboles a clientes particulares o empresas cuando se plantan. Tras el desarrollo de los ejemplares, se saca al mercado su madera noble y parte del beneficio revierte en el comprador.

Una finca "en desuso"

Este proyecto de reforestación afectará a 65 hectáreas del soto de Girardelli, situado en la margen derecha del Ebro en el término de Castejón. El terreno fue adquirido por la empresa hace cinco años y una pequeña parte se utilizó para plantar 5.500 nogales de semilla.

Según David Santacruz, director del departamento de explotación de fincas de la empresa, el terreno adquirido en Castejón "estaba en desuso y no era utilizado para el mantenimiento de las maderas nobles". "Por eso hemos decidido poner en marcha esta iniciativa beneficiosa para el medio ambiente", asegura.

Los trabajos comenzarán dentro de unos cinco meses, cuando se inicie la temporada de invierno 2008-2009. Se plantarán unas 15 especies autóctonas, como sauces, chopos, nogales, fresnos, olmos, acebuches o almendros, entre otras.

Por otra parte, se instalará un área recreativa de 12.000 m2 y una senda botánica de 1,75 km que servirá para que los visitantes conozcan las especies vegetales utilizadas en la repoblación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de